Desde bebé la obligaron a cargar mucho peso, 20 años demoró la justicia en llegar a su vida

Desde bebé la obligaron a cargar mucho peso, 20 años demoró la justicia en llegar a su vida

El trabajo animal es una aberración que debe ser abolida cuanto antes si queremos seguir llamándonos humanos.

El increíble y necesario rescate tuvo lugar en el poblado El Popular en el estado de Durango en México y fue llevado a cabo por la organización animalista Activistas Responsables al Rescate de Equipos (ARRE), quienes recibieron la denuncia de violación de los derechos de esta inocente burrita y decidieron actuar.

Un fugaz desenlace a una triste historia.

Las imágenes de una burrita con una sería afectación en su columna vertebral, causada por el sobrepeso que durante su juventud y adultez tuvo que llevar en su espalda, rompió el corazón de los pobladores, quienes de inmediato se comunicaron con ARRE, entidad que vela por los derechos de los equinos.

Sin saltarse ningún paso legal, pero con la agilidad que requería salvar a esta burrita del trabajo forzoso al que estaba siendo sometida, los rescatistas de ARRE en cabeza de su presidenta Anet Silveria, buscaron apoyo para darle solución a esta problemática. Precisamente la entidad del Medio Ambiente dio el aval para su retiro de las calles y en cuanto todo estuvo listo, salieron en su búsqueda.

Un auxilio caído del cielo la liberó de su agotamiento físico.

Tal y como lo supusieron, la burrita estaba trabajando en compañía de sus dueños, quienes al momento de la entrega aceptaron que desde muy pequeña estaba trabajando como animalito de carga y que calculaban tenía cerca de 20 años en dicho oficio, lo que tristemente causó la deformación de su columna.

Nos comentan que tiene ya 20 años y desde muy pequeña era utilizada para carga, por lo que el mismo peso se fue deformando la columna al no tener una estructura ósea fuerte – Dijo Annet Silveira, al medio TeleDiario.

Todo lo vivido era cosa del pasado, pues desde ese momento ARRE se encargó de darle todo lo que la burrita necesitaba, empezando por un tratamiento médico y continuando con mucho amor, algo que quizás ella nunca había experimento.

Ahora la burrita camina y juega libremente en las instalaciones del refugio con los demás equinos rescatados, quienes de seguro agradecen a la vida haberse encontrado con tan bellas personas en su camino.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por ARRE (@arreburrosinmecate)

Como la historia de la burrita hay muchas más en ARRE y en otras partes del mundo, no obstante, estos héroes animalistas se encargan de ayudar a cuantos equinos pueden. Si quieres contribuir con esta hermosa labor puedes apadrinar o hacer tus donativos poniéndote en contacto con el refugio, ciento de seres inocentes te lo agradecerán.

Si te gusto esta historia animalista considera apoyarnos con una suscripción de pago.

Existimos gracias ti!