En medio de la calle en una pequeña jaula, la gente pasaba por su lado y nadie hacía nada

En medio de la calle en una pequeña jaula, la gente pasaba por su lado y nadie hacía nada

Sacar a un perrito de su casa y arrojarlo a una calle desconocida es uno de los traumas más grandes que se le puede causar a un perrito.

Dentro de una pequeña jaula para que no escapara, acompañado de su tazón, una manta y un paquete de croquetas, fue abandonado este inocente cachorrito en una calle de Michigan en Estados Unidos.

Varias personas intervinieron en el inicio de su felicidad.

Pasar por la perdida de un ser querido o alejarnos inesperadamente de las personas que amamos, puede ser un proceso un tanto doloroso y traumático. Ahora imaginemos lo que esta situación puede causar en un animalito, que solo sabe amar y entregar lo mejor de sí a quienes lo rodean, lo mismo le a este perrito de color café claro de raza pitbull.

Quizás una de las primeras personas en verlo o en no pasar por alto su presencia fue Lindsey Keller, una mujer que se acercó hasta donde estaba el perrito para hacerle saber que lo ayudaría.

Lindsey no podía tenerlo en su casa por lo que un amigo se lo ayudó a cuidar temporalmente, mientras ella consiguió una organización que pudiera hacerse cargo de él y ayudarlo a encontrar una familia que lo amara.

Al día siguiente Lindsey se puso en contacto con Kalamazoo Animal Rescue, una entidad que lo recibió con los brazos abiertos y desde su llegada empezó a trabajar a eliminar la tristeza de su corazón y a encontrarle un hogar ideal.

Una carita de felicidad empezó a iluminar su vida.

El estado de salud del perrito siempre estuvo bien y luego de entrar en confianza y unos cuantos mimos, dejó ver su linda sonrisa a sus rescatistas.

Antes de que el perrito pudiera ingresar en un proceso de adopción, tuvo que permanecer siete días en un hogar temporal, donde actualmente se encuentra viviendo una vida llena de felicidad y aventuras en compañía de otros amigos peluditos, mientras conoce sus nuevos papas adoptivos.

Para quienes se encuentren cerca de esta zona y quieran adoptar este lindo perrito pueden ponerse en contacto con Kalamazoo Animal Rescue.

Sus rescatistas aseguran que el motivo de su abandono pudo ser por temas económicos, ya que mantener un perrito con buenas condiciones de salud requiere de una pequeña cantidad de dinero, que algunas personas tristemente no están dispuestas a cubrir o en algunas ocasiones es imposible.

Cualquiera que sea el caso, invitamos a las personas a no abandonar a sus peluditos, pues ellos no tienen la culpa de las situaciones que atravesamos en nuestras vidas, sino que por el contrario, piensan apoyarnos en todo lo que necesitemos.

Fuente: Lindsey KellerCaroline Mallie – Campbell.

Si te gusto esta historia animalista considera apoyarnos con una suscripción de pago.

Existimos gracias ti!