Esta callejerita fue salvada justo a tiempo, pobrecita había quedado atrapada en una reja

Esta callejerita fue salvada justo a tiempo, pobrecita había quedado atrapada en una reja

Lloraba con desesperación, se estaba haciendo mucho daño y nadie la ayudaba por miedo a ser mordido hasta que llegaron los héroes de Animal Aid.

Nuestras ciudades y en general el entorno que hemos construido los seres humanos, además de quitarles sus hábitats naturales a los animales, son trampas mortales para ellos en las que a diario mueren miles, de formas crueles y horribles. Sólo un pequeño número de los animales en peligro son rescatados, los demás no corren con tanta suerte.

En la fundación Animal Aid Unlimited, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a muchos animales callejeros en la India, recibió una llamada de un grupo de vecinos que avisaban sobre un perrito atrapado en un reja de una casa. Según ellos mismos, el animalito lloraba con extrema desesperación pero no lo podían ayudar por miedo a ser mordidos.

Realmente esa no es excusa para no auxiliar a un ser vivo en semejante estado de angustía y sufrimiento, pero al menos estas personas se tomaron el trabajo de avisar a la fundación, lo que permitió un rescate, porque hay muchos casos en que la indiferencia humana llega al punto en que ni eso hacen y por ello la ayuda a estas tiernas almitas no alcanza a llegar.

Rápidamente miembros del equipo de rescate de la fundación fueron hasta el lugar donde el animalito estaba atrapado y comenzaron, como siempre hacen, a grabar el rescate. Resultó que al acercarse se trataba de una perrita con un carácter muy dulce, que no intentó morderlos para nada y bastó con cargarla, mover un poco su cadera a la izquierda y a la derecha para que el calvario se terminara al quedar liberada de la reja que la apresaba.

La perrita se veía notablemente contenta y agradecida. Por supuesto, el equipo de Animal Aid Unlimited no la iba a dejar abandonada a su suerte para que siguiera viviendo todo tipo de desventuras en las calles, por ello, la llevaron al refugio donde le están tratando unas heridas menores que tiene así como el sarna que afecta su piel. Una vez suba de peso, porque está muy flaquita, será esterilizada y se le buscara un hogar, de no encontrarlo, ellos le darán un hogar en el refugio hasta el último de sus días.

La labor que hace ésta fundación en la India, es increíblemente necesaria pero muy poco apoyada, sobre todo por el Estado, que no destina ningún tipo de recurso público para ayudar a éstas desinteresadas personas a hacer menos miserable y cruel la vida de los animales en dicho país.

Ellos sólo se sostienen del aporte del trabajo de todos los voluntarios y de las donaciones que reciben de personas que quieren apoyarlos para que puedan seguir ayudando a los animalitos.

Si tú quieres donarles algún aporte puedes hacerlo en el siguiente enlace: Animal Aid Unlimited.

A continuación podrás encontrar el vídeo del rescate de ésta dulce perrita grabado por la fundación.

El riesgo mortal de los animales que quedan atrapados en las rejas.

La situación con esta perrita que afortunadamente contó con la suerte de ser rescatada no sólo de la reja sino de su vida en las calles, saca a flote el riesgo tan grave de que un animalito quede atrapado, bien sea en una reja o en cualquier estructura de la que no logre salir con prontitud y sin demasiado esfuerzo.

Resulta que el riesgo de esta situación reside en que el animal, producto de la desesperación y miedo de sentirse atrapado, intentará con todas sus fuerzas liberarse, ocasionándose en el intento, múltiples daños, en muchos casos irreparables. Pueden llegar a dislocarse la cadera, partirse la columna, desgarrarse la piel hasta el hueso y dañar sus órganos internos, entre otras muchas lesiones.

Además el estrés que experimentan en dicha situación, no sólo los traumatizará, sino que los sofoca al punto de ahogarlos o los puede conducir a un colapso nervioso que acabe con sus vidas.

Por eso es de vital importancia que cualquier persona que vea a un animalito en esta situación proceda con prontitud a ayudarlo, pues su vida está en riesgo, además del evidente infierno que está viviendo ese ser vivo que se encuentra en una desesperada situación de la que no puede salir por sí mismos.