Está muy bebé, la voy a cuidar! Perrita adoptó a una cabrita bebé huérfana

Está muy bebé, la voy a cuidar! Perrita adoptó a una cabrita bebé huérfana

La vio solita, temblando de frío y sin mamá… su instinto protector se activó al instante.

La naturaleza tiene mil maneras de mostrarnos su importante función en el mundo y para eso en ocasiones se vale de las escenas más tiernas que encuentra a su alrededor, tal y como es el caso de esta perrita de raza pastor alemán que decidió adoptar por sí sola a esta cabrita bebé.

Robin Krumm Rumble

Su hermosa e importante labor nunca termina.

El nombre de esta increíble mamá de cuatro patitas es Shadow, anteriormente tuvo bajo su cuidado unos traviesos cachorritos y gracias a ello sabe cómo actuar perfectamente, ante la llegada de un nuevo bebé a su vida. No obstante, en esta ocasión el ser que llegó a su vida no ladra o gruñe como quizás la perrita hubiera pensado, sino que emite un balido o conocido popularmente como: Bee-bee.

Talvez el nacimiento de la cabrita doméstica de raza pigmea preocupó a los humanos, pues nunca se sabe cómo reaccionaran nuestras mascotas ante la llegada de un nuevo miembro a la familia. Por suerte en este caso, Shadow dio un gran ejemplo de la forma de cómo recibir un recién llegado y su actuar dejó completamente sorprendidos a sus humanos. 

Robin Krumm Rumble

En cuanto Shadow vio a la cabrita se acurrucó a su lado, tal parece indicar que su sexto sentido materno le dijo que el bebé necesitaba compañía y protección, algo que ella tenía de sobra y quiso ofrecerle.

Dos seres diferentes, pero con ganas de amar.

El primer encuentro quedará enmarcado en la memoria de esta familia, pues fue un momento lleno de besos, caricias y por supuesto mucho amor, ya que la perrita dejó salir su instinto maternal y la cabrita sus deseos de que alguien la cuidara y protegiera para siempre.

Acá te dejamos un video de Shadow y la cabrita. 

Desde aquel día Shadow se convirtió en la mamá de la cabrita y no hay momento en que la desampare o deje sola, pues ama dormir a su lado y acompañarla en su exploración del mundo, tal y como lo haría su madre biológica. 

Esperamos que con el paso del tiempo está hermosa relación se fortalezca y ambas tengan la posibilidad de experimentar en la tierra el amor verdadero.

Fuente: Robin Krumm Rumble.