Este chico atropelló a un gatito pero no huyó, asumió toda las consecuencias de sus actos

Este chico atropelló a un gatito pero no huyó, asumió toda las consecuencias de sus actos

Asumir la responsabilidad y las consecuencias de lo que haces es el mayor acto de madurez, este chico podría ser el ejemplo de muchos adultos que solo saben escapar de los problemas.

En una angustiosa y triste situación, se encontró recientemente Lucas, un joven que de camino a casa tras una larga jornada laboral, tuvo el infortunio de atropellar accidentalmente a un gatito que se cruzó por la calle en la que él transitaba. Pese a que el final pudo ser rompe corazones, el chico se encargó de que fuera todo lo contrario.

Un corazón arrepentido salvó una importante vida.

El triste suceso ocurrió en Buenos Aires, Argentina, cuando Lucas se dirigía a su lugar de residencia, no obstante, por la oscuridad de la vía y quizás el cansancio de su cuerpo, el joven no se percató de que un gatito estaba cruzando la calle y lo atropelló con su medio de transporte. 

Del impacto el gatito quedó a un costado de la calle malherido y al verlo así, Lucas corrió en su auxilio. Era obvio que el minino estaba asustado, pero el golpe y el dolor de su pequeño cuerpo le impedían huir, sin embargo, él maulló con todas sus fuerzas como intentando llamar alguien, una pista que el joven captó rápidamente para saber a quién pedir ayuda.

Mientras el gatito maullaba, miraba fijamente una casa y fue allí donde el joven corrió a pedir ayuda. En cuanto una mujer le abrió la puerta, él le dijo que creía que ese que lloraba era su felino y de inmediato, la chica llamada Julieta Gallo y efectivamente madre del peludito, fue a ver qué pasaba.

Creo que es tuyo porque mira mucho para tu casa y llora – Escribió Julieta Gallo, mamá adoptiva del gatito en su cuenta de Facebook.

Una buena acción antecede cientos más.

Lucas no hizo lo que muchos hacen en este tipo de situaciones, evadir la responsabilidad, sino que por el contrario, se encargó de ayudarlo cuanto pudo. Entre el llanto Julieta le contó al joven que su gatito se llama Simba y es lo que más quiere en este mundo, por lo que comprometido con su salud, él decidió que fueran de inmediato a una clínica veterinaria. 

Cuando podría haber seguido su camino y dejar el gato a un costado de la calle. Él no lo hizo, frenó, busco ayuda y le salvó la vida – Escribió Julieta Gallo, en sus redes sociales.

Por suerte las heridas de Simba no eran de gravedad y solo necesitó un par de medicamentos y cuidados dentro de la clínica para su recuperación, proceso en el siempre estuvo acompañándolo su mamá humana, él joven y su novia, Leila, pues para los tres lo más importante era la salud del gatito.

Esa noche Lucas no se despegó de su nuevo amigo de cuatro patitas que había conocido en tristes condiciones, se sentía responsable por lo que le estaba ocurriendo y por eso decidió acompañarlo hasta cuando le fue posible.

Al cabo de unas horas Simba fue dado de alta y pudo regresar sano y salvo a casa en compañía de Julieta y por supuesto Lucas, quien estaba feliz de que el gatito estuviera fuera de peligro y de haber hecho lo correcto.

Aunque el momento no dejó de ser angustiante, Julieta agradeció la intervención de Lucas por Simba, ya que en muchos casos este tipo de accidentes terminan con animalitos abandonados, pero gracias a su acción no solo salvó la vida del gatito, sino también el corazón de la mujer al soportar una terrible perdida..

Voy a estar agradecida toda la vida por salvar a mi SIMBA !! Ojalá la vida te devuelva el doble de lo que ayer hiciste por mí gato. 🙏👏👏 – Escribió Julieta Gallo.

Te mereces millones de aplausos Lucas, ojalá todos los conductores del mundo tuvieran tu mismo corazón y ganas de ayudar a quienes han causado daño.

Fuente: Julieta Gallo.