Este hombre dándole agua a una ardilla sedienta nos devuelve la fe en la humanidad

Este hombre dándole agua a una ardilla sedienta nos devuelve la fe en la humanidad

Toda vida merece ser salvada. Gracias, buen hombre 🤝

La tierna situación tuvo lugar en Dallas, Texas, mientras que Jomar Robles desarrollaba sus labores de jardinería. Al principio cuando el hombre se percató de la presencia de la pequeña ardillita, lo tomó como un divertido encuentro, pero cuando la roedora lo siguió en su camino, él supo que algo estaba pasando.

Él tenía algo que ella anhelaba con todas sus fuerzas.

Ese día en particular el sol estaba en su punto máximo y hacía calor, pero Jomar no sabía qué había despertado el interés de la hermosa ardillita si él no tenía nueces, almendras o algo parecido en sus bolsillos. Quizás por el clima que hacía afuera y la persistencia del animalito en necesitar algo, hizo pensar al hombre en que podría ser, su botella de agua.

Estaba caminando y la ardilla me vio y se fue a donde yo [fui], así que le di agua. Tenía mucha sed y era una ardilla muy hermosa – Contó Jomar Robles a The Dodo.

De inmediato Jomar se dispuso a darle un poco del vital liquido que tenía para su uso personal y sentado en el suelo como poniéndose a su altura, le inclinó la botella de agua para que ella pudiera tomar cuanto quisiera. Pese a que la ardillita era salvaje no tuvo miedo de lo que estaba ocurriendo, mas bien confió en aquel hombre que estaba salvando su vida y apoyó sus pequeñas patitas en su mano como tomando un poco de aliento.

Acá te dejamos el emotivo video.

@jomarrobles7#viral #ardillas #puertorico♬ sonido original – Jomar Robles

Encontró felicidad, amor y cuidados en su vida.

Luego de unos segundos en que la ardillita sació su sed, se interesó en disfrutar las caricias de su nuevo amigo humano, quien luego de tan hermosa conexión se negó a dejarla nuevamente sola y corriendo peligro, por lo que decidió llevarla a su casa aquella noche para vigilarla más de cerca.

@jomarrobles7🥰🥰🥰♬ sonido original – Jomar Robles

En casa de Jomar la ardilla recibió cuidados, mucha comida y pasó una gran noche, pero aunque todos estaban pasando unos momentos mágicos, el hombre sabía que tenía que regresarla a su hábitat natural.

Cuando aparentemente la pequeña roedora estaba bien de salud, Jomar se acercó al lugar donde la había encontrado y la dejó libre, su corazón estaba realmente triste, pero sabía que era la mejor decisión, ella tenía que regresar con los de su especie.

No quería dejarla ir, me entristecía, pero sabía en mi corazón que debería estar donde pertenece. Me miró por última vez, se acercó a un árbol y se subió – Contó Jomar Robles a The Dodo.

Una vez la ardillita se fue, Jomar quedó feliz por haberla ayudado y aseguró guardar para siempre las fotografías y videos de su fugaz amiga, pues no todos los días conoces un ser tan especial.

@jomarrobles7♬ La Tóxica – Farruko

Que los animalitos no puedan hablar es una gran desventaja para ellos a la hora de pedir ayuda, por eso los seres humanos debemos estar siempre alerta para cuando notemos algo extraño en su comportamiento, de esta manera podremos salvar muchas vidas.