Llevó sus bebés a unos chicos que la habían ayudado para salvarlos de la calle

Esta gatita vio en esos chicos de buen corazón la salvación de sus bebés.

Finalmente los jóvenes de buen corazón acogieron en su hogar a la familia de 6 mininos.

Una pequeña gatita se acercó a una casa que ella creía la podían ayudar, pues ella era callejerita y sufría de muchas carencias básicas, como es el refugio y la comida.

Ella se acercó una noche sigilosamente a la casa de dos jóvenes hermanos que la gatita presentía, tenían buen corazón, ella llegó hasta la puerta y maulló, eso si, se mantenía bien despierta, pues a la mínima sospecha de recibir de parte de ellos algún tipo de agresión, ella saldría corriendo.

Pero no fue necesario, los jóvenes muy amable y cariñosamente, le brindaron un plato de comida y aguita muy fresca.

Desde aquel día, la gatita volvió a diario a esa casa donde no eran indiferente con ella, al principio era muy arisca y desconfiada, pero poco a poco permitió que los jóvenes se acercarán un poco más a ella, pues finalmente ella entendió que ellos eran buenos y sólo querían ayudarla.

Resulta ser que cuando ella llegó por primera vez a aquella casa, estaba embarazada, a los días dio a luz en algún lugar que ella consideró seguro y allí mantuvo en secreto y a escondidas a sus bebés, con el propósito de mantenerlos a salvo.

Gatita mamá empezó a confiar un poquito más.

Después de entender que la casa de los jóvenes también era un sitio seguro, ella dio un paso más hacia adelante, pues después de que estos muchachos la habían alimentado por más de dos meses, decidió que era hora de presentarles a sus bebés y llevarselos para que ellos también los alimentarán.

Zoorprendente

Aunque sin duda este acción por parte de la gatita demostraba confianza y agradecimiento ante los amables humanos que la alimentaban, ella se mostraba como una mamá protectora, pues en cuanto ella sintió que los jóvenes querían coger a los gatitos, intentó espantarlos con sonidos de amenaza e intentos de mordeduras y arañazos.

Sin embargo, los jóvenes, comprensivos y pacientes, además de conscientes, pues sabían que no podían dejar a la familia allí en la intemperie, insistieron y se quedaron al rededor de dos horas convenciendo a la mamá gata de que sus intenciones eran buenas, lo hicieron a través de mimos y una que otra cucharada de atún.

Zoorprendente
Zoorprendente

Todos los gatitos deseaban ser rescataditos.

Después de que la mamá comenzó a sentirse un poco más cómoda y tranquila, permitió que los chicos agarrarán con sus manos a los bebés, en ese momento, ellos aprovecharon y los metieron dentro de una cajita de cartón, luego entraron a la casa rápidamente y los dejaron seguros dentro de una habitación.

Luego volvieron a salir y la mamá se había escondido, sin embargo, a los pocos minutos volvió a salir y ellos aprovecharon para ponerle una jaula trampa con comida adentro, ella entró y las puertas de dicha jaula se cerraron con ella adentro.

Ellos felices de haber rescatado a toda la familia, volvieron adentro y soltaron a la mamá en la misma habitación en la que habían dejado a los bebés.

Zoorprendente

La mamá después de reencontrarse con sus bebés y darse cuenta que todos estaban seguros y a salvo, se tranquilizo y se restregó por primera vez en las piernas de los dos individuos que la rescataron, lo hizo en símbolo de agradecimiento.

También dejó a los bebés más libremente y dejó que exploraran el lugar.

Zoorprendente

Los chicos muy contentos con la labor que hicieron y con tener tan adorables huéspedes, les adecuaron la habitación con un colchón, cobijas, comida y agua por todo el lugar para que se sintieran cómodos y pudieran alimentarse de forma adecuada y saludable.

Y aunque nunca pensaron este par de hermanos en adoptar y convertirse en padres, su bondadosa acción terminó conformando un hogar de dos buenos hombres y 6 gatitos amorosos y agradecidos, pues los chicos no piensan dar en adopción a los chiquitines, definitivamente ellos ya son parte de la familia. 

Zoorprendente

Fuente: Zoorprendente.