fbpx

Gatita con Síndrome de Down inspiró un libro que enseña a niños a aceptar sus diferencias

Esta gatita quiere enseñarle al mundo que las diferencias físicas de un animalito no lo hacen feo, lo hacen único y especial.

La tierna gatica llamada Maya que ha enamorado a cientos de internautas, ya cuenta con 440 mil seguidores en su cuenta de Instragram y por medio de sus fotos y vídeos ha querido mostrar al mundo, en especial a los niños, que su condición no la ha limitado en absoluto, es tan feliz y amada como cualquier otro animal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Un cromosoma extra en mí me hace diferente y extraordinaria.

Desde su nacimiento, Maya, la gatita, presentó una alteración genética conocida como Síndrome de Down, una condición que conlleva dificultades cognitivas y fisiológicas y afecta a uno de cada 773 gatos.

Aunque inicialmente se suponía que esta condición solo se presentaba en seres humanos, esta minina junto con otro felino llamado Monty, han demostrado que no es así, pues ambos comparten la poco común condición.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Los gatos son animales que por su particular independencia y personalidad, enamoran a cualquiera. Sin embargo, esta gatica de ojos verdes y piel gris con manchas beige, hechas con un delicado pincel sobre su pelaje, hace que los demás felinos sientan un poquito de envidia. Su particular belleza radica específicamente en eso, en que no es como cualquier otro gato.

Con un pequeño empujoncito la gatita empezaba a brillar con luz propia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Maya tenía como nombre «Ciruela de azúcar» cuando vivía en un abandonado refugio de Virginia de donde fue sacada con mucho esfuerzo aquel martes 20 de junio de 2017 por Tara Kawczynski, fundadora de The Odd Cat Sanctuary. Sus condiciones de vida eran muy tristes, por lo que aquella valiente mujer decidió llevarla consigo inmediatamente a su refugió, donde vio conveniente que la gatica fuera cuidada y amada, mientras le conseguían un buen lugar para pasar el resto de su vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Atrás quedaba su nombre y los recuerdos de la pequeña jaula en la que vivía, Maya, como fue llamada en ese entonces, gozaba de atenciones y mimos diariamente en su amoroso hogar de paso. Sin embargo, cuando tenía ocho meses de edad, sus cuidadores notaron que era muy pequeña, que tenía problemas de visión y adicionalmente una condición que afectaba su apariencia, pero que lejos de hacerla ver rara, la hacía aun más hermosa y especial.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Durante muy poco tiempo Maya fue cuidada en el refugio The Odd Cat Sanctuary, una organización que desde hace varios años, se ha encargado de ayudar a gatos con algún problema de salud o que simplemente han sido abandonados por sus dueños. En aquel lugar, la gatica fue amada y cuidada, pero al cabo de dos semanas de haber llegado a su hogar temporal, se hacía necesario comenzar a buscarle una familia permanente por lo que la organización publicó en su perfil de Facebook una foto de Maya acompañada de una breve descripción, en donde resaltaban que buscaba una amorosa casa definitiva.

La publicación fue un éxito y el correo con 200 mensajes en la bandeja de entrada iba a reventar, todos querían adoptarla, pero Tara, fundadora del lugar que había acogido a la linda gatita por un tiempo, estaba dispuesta a conseguirle a Maya el lugar perfecto para sus necesidades. No había afán, iba a leer detenidamente cada una de las solicitudes de posibles padres adoptantes pues al ver los grandes ojos verdes de Maya, intuía que había que esperar un poco más, quizás la gatita presentía que alguien con mucha personalidad estaba a punto de llegar a su vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Una familia con otro particular ser se encontró con su publicación.

A muchos kilómetros del lugar donde pacientemente Maya esperaba encontrar un hogar que la cuidara para toda la vida, un consentido gatito de color negro llamado Dragón, dormía entre sus papás humanos: Lauren Beader y su novio Harrison Makofsky. Lo que había sido un tranquilo invierno en Salem, Massachusetts, para este hijo gatuno con discapacidad, se convertiría rápidamente en una época de cambios que en unos días le pondría a su lado una linda hermanita, tan especial como él.

Una revisión desinteresada de sus redes sociales, acercó en ese momento a Lauren y Harrison al encuentro con Maya, la gatita de nuestra historia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Lauren y Harrison eran seguidores de las páginas de The Odd Cat Sanctuary y al ver la publicación no dudaron en postularse para ser los padres adoptivos de Maya, esa tierna gatita que buscaba por Facebook un hogar tan especial como ella misma.

Tras ver los formularios de adopción Tara, la rescatista de Maya, supo de inmediato que Lauren era la indicada para convertirse en la madre de la gatita, pues era una mujer con una especial sensibilidad por animales y personas con algún tipo de discapacidad. Su pasado estaba lleno de risas y fotos al lado de un perro con artritis y diabetes con el que había crecido y en su presente estaba rodeada de personas con necesidades especiales, aquel trabajo que había escogido por el resto de su vida, también la acercaban a pasos agigantados a ser la madre perfecta para Maya.

Aunque vio a la gatita solo por fotos, no pudo evitar sentir una mágica conexión con ella, quizás la misma que sentía a diario con sus pacientes. Luego de varias entrevistas para ser la tutora legal de Maya, Lauren sobresalía entre los demás candidatos y finalmente el 27 de julio de 2017 ella y su esposo Harrison, se convertían en el mejor hogar para la minina.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Cuando Lauren la vio de frente, se enamoró aun más de Maya y sintió que lo que le faltaba para completar su corazón de felicidad era tenerla a ella en su vida, por eso la adoptó y ahora viven felices en su nueva casa en Estados Unidos.

Al inicio sus cuidados no fueron tan sencillos porque su alimentación debe ser completa y variada en vitaminas, debe hacer ejercicio constantemente y su sistema urinario puede fallar en algunas ocasiones. Tomaba un poco de tiempo acostumbrarse a la nueva integrante de la familia, pero al pasar de los días con mucho amor, paciencia y dedicación las cosas fueron mejorando. Ahora Maya, la gatita más consentida del mundo, se alegra de pertenecer a la amorosa familia y de tener un hermano gatito con quien puede jugar todo el día.

Para su madre, Maya es tan especial, que quiso que muchas personas la conocieran y por eso decidió crearle una cuenta en Instagram, donde frecuentemente comparte fotos y vídeos de la gatita a sus seguidores para que también se enamoren de ella.

¿No es extremadamente bella? Yo podría quedarme todo el día viendo su perfil.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Una gatita especial inspiró un bello libro.

Fue tan bien recibida la historia de la pequeña Maya en Internet, que Lauren, su dueña, vio allí una oportunidad para cambiar la visión de las personas acerca de quienes tienen Síndrome de Down. Su medidor de amor y ternura estaban a punto de explotar y la mejor forma de expresar tan bellos sentimientos, era plasmarlos en las páginas de un bonito libro ilustrado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Un libro titulado Meet Maya Cat, en cuyos textos Lauren cuenta su bella historia acompañada de colores e imágenes que tienen como fin concientizar a los niños y a la sociedad en general sobre la aceptación de las condiciones especiales como algo normal.

Este adorable libro de dibujos presenta a @meetmayacat y enseña a niños de todas las edades a aceptar a quienes son diferentes. Escrito para normalizar discapacidades o condiciones físicas, de desarrollo y emocionales de todo tipo, este libro puede abrir los ojos de todos a la idea de que cada vida merece amor y aceptación –  Dice parte de la presentación del libro.

Dos lindas causas se unen en el emotivo libro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Los divertidos dibujos representados en el libro, enseñan a los niños a aceptar sus pequeñas diferencias y a los mayores a normalizar las discapacidades o condiciones físicas especiales. Cabe resaltar que, tanto las personas como los animales que padecen este síndrome, deben luchar con sus propias limitaciones y se hace necesario que los demás no pongamos otras barreras adicionales que para ellos quizás son aun más difíciles de atravesar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

El libro ha llamado la atención de cientos de lectores, que han querido adquirir el ejemplar texto. Por otra parte la familia conformada por Harrison Makofsky, Lauren Beader, Maya y Dragón, los hijos gatunos, ha decidido que las ganancias recogidas con la venta del libro serán donadas, en una parte a The Odd Cat Sanctuary, el refugio que rescató a la gatita hace un par de años y en otra a las Olimpiadas Especiales de Massachusetts.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Si alguno de nuestros lectores tiene una celebración importante y aún no tiene el regalo perfecto, este libro sin duda es la mejor opción. Lo pueden adquirir por Amazon o mejor aún, en Allworthyorg una página diseñada por los padres de Maya para promocionar productos de inclusión.

De igual manera, los invitamos a que visiten las redes sociales de The Odd Cat Sanctuary, para que conozcan su lindo proyecto y quizás conozcan el nuevo integrante de su familia.

Aplaudimos la noble causa de Harrison y Lauren y les deseamos la mejor de las suertes en este proyecto, agradecemos también que se hayan interesado por Maya y que hayan cambiado su vida, por el momento la gatita seguirá siendo famosa desde la comodidad de su cama.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maya the Cat (@meetmayacat) el

Fuente: The Odd Cat Sanctuary, Mag El comercio