Me adoptaron!! perrita sonríe porque después de muchos rechazos por fin consiguió un hogar

Me adoptaron!! perrita sonríe porque después de muchos rechazos por fin consiguió un hogar

Buena suerte con tu nueva familia dulce Ava!

Imagina cuántos perritos están en los refugios esperando sonreír de esta manera. ¡Di sí a la adopción responsable!

Ava es una perrita de raza husky con pitbull que con tan solo 10 meses de edad, llegó al refugio de animales del condado de Hoke en Carolina del Norte, luego de que su propietario la entregó a la institución por razones desconocidas. Como era de esperarse, la peludita quedó con el corazón roto y fue en ese instante cuando los trabajadores del lugar entraron en acción.

Un corazón lleno de dolor estaba recuperándose lentamente.

En el refugio se enfocaron en sanar emocionalmente a la perrita, pues al ser joven con facilidad encontraría un hogar definitivo. Una de las más comprometidas con esta mejoría fue Kristi Pylant, una trabajadora del refugio que poco a poco se fue ganando el corazón de Ava hasta convertirse en su mejor amiga.

Fueron tardes de juegos y de demostrarle a Ava que no todos los seres humanos somos malos, pues muy pronto alguien se enamoraría tanto de ella que la amaría por el resto de sus días. Los temores de la perrita fueron desapareciendo y simultáneamente una buena noticia venía en camino, la cual se relacionaba con la fortuna de que la cachorrita estaba a punto de conocer a su mamá humana definitiva.

El final de la línea también significa un nuevo comienzo.

Incluida en la lista de peluditos adoptables, resaltaba la fotografía de la hermosa Ava que parecía no tener temor o alguna tristeza en su corazón, sino por el contrario, una infinidad de cualidades y amor que ofrecer a sus futuros padres. Fue así como una visitante del refugio se enamoró al ver sus hermosos ojos y sonrisa sincera y decidió que sería lo que quería ver cada mañana, tarde y noche por el resto de su vida.

Oficialmente Ava fue adoptada y cuando le dieron la noticia a la pequeña peludita, su actuar sorprendió a quienes la rodeaban. Meneando la cola y llorando de felicidad, la perrita estiró su patita a la trabajadora para agradecer su amistad y compañía, al mismo tiempo que sonreía alegremente al saber que iría a su nuevo hogar. Kristi no lo podía creer, estaba tan feliz por ella, por su trabajo y por los demás cachorritos que consideró este momento como memorable.

Acá te compartimos el emotivo video. 

La muestra de afecto de Ava terminó por confirmar a su nueva mamá humana y a sus amigas el gran corazón que hay en ella, pero lo mejor de todo es la felicidad que le genera saber que tendrá la oportunidad de compartir su vida con su nueva familia.

Le deseamos a Ava y a sus nuevos papitos mucha felicidad, amor y paciencia, este es el inicio de sus nuevas vidas.

Si te gusto esta historia animalista considera apoyarnos con una suscripción de pago.

Existimos gracias ti!