¿Me podrías explicar cómo este ciervo está escondido detrás de ese árbol?

¿Me podrías explicar cómo este ciervo está escondido detrás de ese árbol?

Nadie da con una solución convincente, mira las teorías más inteligentes a las más ridículas.

Para una abuelita llamada Jenny McMilan que vive en Huntington, Indiana, ver por la ventana de su sala de estar es una completo privilegio y no solo porque puede observar la naturaleza, sino porque hay muchos venados de cola blanca que pasan a saludarla a su patio trasero.

Una vista esperada pero totalmente sorprendente.

A diario Jenny disfruta de su peludita compañía a lo lejos, pues nunca ha intentado acercarse a ellos y mucho menos atraparlos, quizás por este acto respeto, ellos van y vienen sin ningún contratiempo brindandole más que un grato momento como ocurrió recientemente.

Así como de costumbre, la mujer se encontraba divisando por la ventana, cuando un ciervo le llamó la atención por su forma de ocultarse. Él mamífero estaba detrás de un árbol, pero lo curioso era que solo se le miraba su cuello y parte de la cabeza, es decir, su cuerpo no estaba y por el grosor de la plantación era imposible que este lo estuviera tapando.

Facebook Jenny McMilan.

Preguntándose una y otra vez lo que estaba viendo, Jenny no logró resolver su duda, por lo que decidió compartirlo en sus redes sociales para saber qué pensaban sus amigos y conocidos.

Algunos incrédulos dijeron que la fotografía había sido alterada, por lo que Jenny salió en su defensa asegurando que por su edad no sabe de programas de edición y que solo estuvo en el momento indicado para captar tan impresionante imagen.

No tengo idea de cómo hacer que un cuerpo desaparezca en una foto. Soy una anciana. Simplemente se tomó en el momento adecuado – Dijo Jenny McMilan, a The Dodo.

Cientos de posibles respuestas para un momento específico.

Al igual que Jenny, muchos internautas se rindieron ante la solución de cómo podía estar completamente oculto el ciervo, mientras que otros un poco más creativos, dejaron volar su imaginación, plasmaron su respuesta y la compartieron con el mundo virtual.

Facebook Nathan Andrews

Parado en sus patitas delanteras como haciendo un perfecto equilibrio, fue una de las posibles respuestas que más llamó la atención de los usuarios, sin embargo, muchos otros coincidieron con que el ciervo es de tamaño pequeño, de ahí que pudiera esconderse detrás del árbol a la perfección. 

Facebook Stephanie Nicole Ferguson

A pesar de que no descartamos ninguna de las posibles respuestas, a nosotros aún nos queda una gran duda, ya que la cabeza del ciervo no es de uno de edad pequeña, sino que aparentemente se ve adolescente o en su defecto adulto. Aún sin saber la respuesta correcta, agradecemos a este ejemplar por el buen momento que nos hizo pasar y que haya puesto a prueba toda nuestra creatividad.

Cuéntanos qué piensas tú, deja volar tu imaginación y compártenos el resultado.

Si te gusto esta historia animalista considera apoyarnos con una suscripción de pago.

Existimos gracias ti!