Pensaron que su perrita estaba muerta después de un accidente, pero no pararon de buscarla

Pensaron que su perrita estaba muerta después de un accidente, pero no pararon de buscarla

Ellos aún estaban maltrechos, pero si existía la más mínima posibilidad de que su perrita estuviera viva, no pararían la búsqueda.

Para Stefanie Grows, su esposo Duane Lindsay, un divertido viaje a la playa de Bodega Bay en California, pasó a convertirse en uno de los momentos más tristes y preocupantes para la familia, pues en medio de un accidente automovilístico perdieron a su hija perruna de tres años de color blanco y raza mixta, llamada Roo.

Una familia dividida por las circunstancias de la vida.

La familia perteneciente a El Dorado Hills, regresaba a casa, cuando un coche a gran velocidad chocó contra ellos, causando un volcamiento en el vehículo en que se movilizaban. A pesar de que en ese instante sus cuerpos estaban adoloridos, sus cabezas solo pensaron en una cosa, el bienestar de su perrita que se encontraba en el asiento trasero.

Tan pronto como aterrizamos, nos preguntamos: ‘¿Estás bien?’ Y luego Duane se dio la vuelta no dos segundos después y solo dijo, ‘Roo, Roo’. Se dio cuenta de que ella no estaba en el asiento trasero – Dijo Stefanie Grows, a CNN.

Por el choque algunas ventanas del vehículo se rompieron y por ahí escapó la asustada cachorrita, aunque en ese momento sus padres pensaron en que algo más grave le había sucedido. Aun con ese desolador panorama, Duane decidió buscarla sin importar que su cuerpo estuviera herido, pero cuando la ambulancia llegó al lugar de los hechos, la búsqueda terminó sin tener una pista de Roo.

Stefanie y su esposo fueron llevados al hospital, pero aparentemente quien solo necesitaba atención era Duane, por lo que la mujer decidió regresar en compañía de sus padres al lugar del accidente, para apoyar la búsqueda que los bomberos y cuerpo policial estaban haciendo en la zona. Buscaron en lagos, arbustos, puentes e incluso fueron a un campamento de personas sin hogar, pero simplemente no había rastro de la pequeña Roo.

Una búsqueda incansable por encontrar a un ser especial.

Todas las organizaciones del condado estaban enteradas de la situación y en las redes sociales circulaba la foto de la cachorrita, pidiendo a la comunidad que quien la viera le avisara a sus papás o en su efecto a las autoridades. De repente alguien aseguró haberla visto, a un poco menos de un kilómetro de donde ocurrió el accidente, por lo que Stefanie se dirigió de inmediato al lugar.

Los residentes de la zona se unieron a la búsqueda, pero allí nuevamente la esperanza de encontrar a la perrita se desvaneció, pues a pesar de que la buscaron con sensores térmicos no habían pistas de Roo por ningún lado. La noche cayó y el desgaste de los cuerpos se hizo evidente, por lo que Stefanie detuvo el rastreo para encontrarse en un hotel cercano con su esposo que acababa de salir del hospital y continuar con su labor al día siguiente, con la ilusión de volver a estar junto a su hija perruna.

Duane y yo nos fuimos a la cama esa noche llorando oraciones agradeciendo a Dios que estábamos bien, orando para que Duane se recuperara rápidamente y que encontraramos a nuestra chica al día siguiente  Escribió Stefanie Grows, en su cuenta de Facebook.

Stefanie y su papá emprendieron la búsqueda, mientras que el hombre se quedó en el hotel encargado de las redes sociales, debido a la imposibilidad de caminar por una fractura en una de sus piernas. Nuevamente la mujer se encontró buscando a la perrita no solo con la ayuda de su familia y la de su esposo, sino la de toda la comunidada en general, quienes a parte de acompañarla le daban energía positiva que poco a poco fue encendiendo la posibilidad de tenerla consigo, disfrutando de sus divertidos planes.

La perseverancia permitió que la familia se reencontrara nuevamente.

Cerca de las 11:00 de la mañana Duane llamó a Stefanie, porque un internauta comentó en las redes sociales haber visto a la cachorrita cerca a la autopista. Inmediatamente el grupo de búsqueda se acercó al lugar y cada uno tomó un sitio específico para inspeccionar, por su parte la mujer se acercó a un hombre para preguntarle si sabía algo de Roo y para su sorpresa, el ciudadano le dijo que la había visto correr por un camino cercano hacía muy poco tiempo.

Emocionados Stefanie y su padre continuaron buscando y al mirar hacia un callejón sin salida, la peludita estaba ahí descansando bajo un árbol. Con delicadeza la mujer empezó a acercarse a ella para no asustarla y al cabo de unos segundos, Roo corrió a saludarla alegremente, sin aparentes heridas en su cuerpo.

Caí de rodillas en medio del callejón sin salida, llorando por ella. Le tomó un par de segundos darse cuenta de quién era yo, pero una vez que lo hizo, vino corriendo hacia mí – Contó Stefanie Grows, en su cuenta de Facebook.

Stefanie Grows

En camino venía su padre Duane, quien al verla la abrazó fuertemente y le hizo saber lo mucho que la habían extraño, mientras ella caminaba alrededor de toda su familia moviendo su colita feliz de verlos de nuevo. Posteriormente Roo fue llevada al veterinario y allí les dijeron que no tenía contusiones graves, a excepción de un sarpullido que debían tratar médicamente.

Luego de la traumática situación, a Stefanie le descubrieron una fractura en la parte superior de la columna vertebral, que está siendo tratada y que quizás por la angustia de tener a su hija perruna perdida, ni siquiera había sentido. Ahora la familia se encuentra feliz y reunida recuperándose tranquilamente, mientras aprovechan para enviar un mensaje a quienes tienen mascotas y viajan con ellas, para que les compren un cinturón de seguridad especial y así evitar cualquier tipo de incidentes, al igual que promueven no conducir bajo los efectos de ninguna sustancia psicoactiva.

Esperamos que esta familia se recupere pronto y agradecemos que cientos de personas hayan ayudado al feliz reencuentro, que hoy deja la historia de unos papás responsables, que por ninguna circunstancia abandonaron a quien aman y los hace realmente felices.

Acá les compartimos el video del emotivo reencuentro familia.

Fuente: Stefanie Grows, CNN.

Si te gusto esta historia animalista considera apoyarnos con una suscripción de pago.

Existimos gracias a ti!