Era más brea que perrita, pero las manos de un rescatista pueden hacer milagros

Era más brea que perrita, pero las manos de un rescatista pueden hacer milagros

El trabajo de rescatista tiene sus recompensas, esa sonrisa es una de ellas.

Los ladridos de un grupo de perritos a algo en especial, alertó a unos niños que jugaban en las calles de la ciudad Merlo en Argentina. Curiosamente los pequeños se acercaron para ver de qué se trataba y para su sorpresa, era un perrito cubierto totalmente de brea, un liquido pegajoso producto de la destilación del petróleo.

SOS decía la mirada de un inocente peludito.

Al ver la abrumadora situación los niños corrieron a avisarle a sus padres, quienes a su vez se contactaron con el grupo de bomberos para ayudara al perrito.

Nadie sabía si había caído allí por accidente o si por el contrario, alguien lo puso intencionalmente en el lugar para que no pudiera seguirlo, pero lo importante era ayudarlo así que pusieron manos a la obra. Entre bomberos y vecinos lograron sacar al peludito de una especie de poceta en la que estaba totalmente inmóvil, escasamente podía respirar y su mirada temerosa únicamente pedía ayuda.

En medio de la situación, llamaron al perrito Aloe para entrar en confianza y tranquilizarlo, pero no era más lo que el grupo de bomberos podía hacer por el peludito, pues era necesaria la presencia de una organización animalista que supiera qué hacer en un caso como estos. Los uniformados empezaron a pedir ayuda por las redes sociales y fue así como la lucha del cachorrito llegó a oídos de un refugio que vela por la seguridad de los callejeritos llamado Proyecto 4 Patas.

La inhumanidad fue saliendo de su cuerpo, así como el liquido que lo envolvía.

Al llegar al lugar, los rescatistas se encontraron con una imagen rompecorazones, pero no había tiempo de llorar, un ser vivo tenía las horas contadas y necesitaba ser salvado. Ellos sabían qué hacer exactamente y una a una, fueron recibiendo las botellas de aceite de cocina que llevaron los vecinos para lograr soltar el pegajoso liquido.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Proyecto 4 Patas (@proyecto4patas)

Cuando el cuerpo del que descubrieron era una perrita, pudo movilizarse, la llevaron de inmediato a las instalaciones del refugio. Una vez allí, voluntarios convocados y trabajadores hicieron un plan de trabajo ininterrumpido para lograr quitarle por completo la brea a Aloe y luego de 50 litros de aceite y nueve horas de arduo trabajo, unas orejitas empezaron a moverse lentamente.

Tras nueve horas de trabajo, 50 litros de aceite y tres baños con detergente la tierna expresión de Aloe asomó por debajo de la brea – Escribió Proyecto 4 Patas, en su cuenta de Instagram.

Ver su hermosa carita totalmente limpia causó lagrimas de felicidad en los trabajadores, pues Aloe es una peludita completamente bella, noble y cariñosa que afrontó valientemente está circunstancia que se le presentó en la vida.

Lo más tortuoso pasó y luego de deshacerse casi que por completo de la brea, a la perrita solo le quedaba disfrutar de unos espumosos baños para mostrar su hermoso pelaje café claro con negro y demostrar lo feliz que estaba de haber sido ayudada por estos héroes animalistas.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Proyecto 4 Patas (@proyecto4patas)

Aloe se empezó a recuperar satisfactoriamente y debido a la gran conexión que tiene con su rescatistas, la organización animalista decidió adoptarla, pues quieren disfrutar al lado de esta luchadora el tiempo que le quede de vida.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Proyecto 4 Patas (@proyecto4patas)

Ahora Aloe es la hermana mayor de muchos perritos que esperan encontrar una familia y si tu quieres sumarte a esta gran iniciativa visita Proyecto4Patas y adopta tu próximo hijo peludito ¡Mucha suerte!

Fuente: Proyecto4patas.

Si te gusto esta historia animalista considera apoyarnos con una suscripción de pago.

Existimos gracias ti!