La nieve le daba a las rodillas, estaba exhausta pero nada la detuvo para salvar a su perro

La nieve le daba a las rodillas, estaba exhausta pero nada la detuvo para salvar a su perro

Su perrito estaba enfermo… llevarlo cargadito entre la nieve al veterinario era su última oportunidad de ayudarlo.

Para Ogün Öztürk, un veterinario apasionado por su profesión, auxiliar a los animalitos y a sus angustiados humanos es un verdadero placer, por eso cada vez que atiende una llamada de emergencia acerca de un paciente herido, él hace todo lo posible por llegar lo más pronto a atenderla, aunque a veces por la preocupación de algunos padres muchos prefieren llegar hasta él.

Su profesión lo lleva a ser el ángel guardián de cientos de peluditos.

Ubicado en Turquía, Ogün vela por el bienestar de los animalitos y gracias a su dedicación y amor por la profesión, muchas personas lo eligen para que este al pendiente de sus mascotas o bien sea para que los ayude con temas relacionados con su salud, como ocurrió recientemente.

Un día en su jornada laboral, Ogün respondió al llamado de un hombre necesitando atención para una de sus vaquitas y en cuanto pudo, el veterinario se dirigió hasta el lugar ubicado en Düzpelit del distrito de İkizce de ORD. Luego de unas horas y de ejercer todo su conocimiento académico, el joven logró ayudar a su paciente de cuatro patitas y tras terminada su acción se dispuso a regresar a casa, no obstante, alguien lo detuvo.

Con paso lento y en medio de la nieve, Ogün vio a lo lejos lo que parecía ser una persona con algo en su espalda, pero a medida que se fue acercando, fue tomando una forma más clara. Se trataba de Cemre Su Türköz, una niña de nueve años que al enterarse de que había un veterinario en el distrito, decidió llevar a su perrito enfermo para que lo atendieran.

Ogün Öztürk / The Dodo

El amor y la solidaridad en una sola imagen.

Debido a las fuertes nevadas, Cemre y su padre no habían podido llevar a su perrito llamado Pamuk al veterinario, luego de que este se quejara de una afectación en su piel. Cuando la pequeña se enteró que cerca de su casa estaba un médico de animales, decidió ir en busca de ayuda para ese fiel amigo que la acompaña desde que ambos eran unos bebés.

Sabah

Ogün se encontraba a más o menos 2.5 kilómetros de la ubicación de Cemre, pero esto no fue un impedimento para la niña, quien consiente del frio que hacía fuera de casa se abrigó, abrigó a su perrito, lo ató a su espalda y caminó en medio de la nieve hasta donde el veterinario.

Cuando los vi por primera vez, me quedé muy sorprendido y conmovido. Ella había envuelto a su perro y me lo había traído a la espalda – Aseguró Ogün Öztürk, a The Dodo.

En cuanto Ogün vio a Cemre a lo lejos corrió a encontrarla y luego de enterarse de la situación de Pamuk, se dispuso a prestarle atención medica. El especialista descubrió que el perrito tenía unas afectaciones externas leves y que podrían ser tratadas rápidamente, por lo que como paso a seguir se dispuso a vacunarlo y aplicarle algunos medicamentos.

Ogün Öztürk / The Dodo

Todos sanos y felices.

Aunque todo era cuestión de tiempo para que Pamuk se sanara, Cemre estaba realmente feliz porque la salud de su perrito estaría bien y como agradecimiento por tal acto, ofreció al veterinario siete liras que llevaba en sus bolsillos. Por supuesto el hombre no aceptó tal pago, pues le aseguró a la pequeña que con su amor por los animales todo estaba saldado.

No se necesita dinero, tu amor por los animales es suficiente – Contó Ogün Öztürk, al medio de comunicación Sabah.

Conmovido por tal acto, Ogün ofreció a Cemre y Pamuk algunos detalles e incluso se comprometió a visitarlos la próxima vez que fuera al distrito, para asegurarse que todo estuviera bien con la salud del peludito.

Sabah

Tal y como lo prometió Ogün regresó a la casa de la familia para verificar la salud del perrito y a partir de ese momento inició la interminable amistad entre este hombre y esta niña que tienen algo en común… su amor por los animales.

Que existan en el mundo personas con unos sentimientos tan buenos y puros hacía los animales renueva nuestra esperanza en la humanidad, esperamos que más jóvenes, niños y adultos luchen por los derechos de nuestros hermanos menores para que algún día exista un mundo más amigable y respetuoso para con ellos.

Si te gusto esta historia animalista considera apoyarnos con una suscripción de pago.

Existimos gracias ti!