Traje mi plato, me regalas comidita? Con su plato en la boca este callejero pide comida

Traje mi plato, me regalas comidita? Con su plato en la boca este callejero pide comida

Los callejeritos aprenden a hacer cualquier truco para conseguir algo de comidita.

Sri Suk es un perrito de siete años de raza criolla que vive en las calles de Saraburi, en Tailandia central. A pesar de que el peludito no tiene quién cuide de él, con el pasar de los días ha sabido sobrevivir por cuenta propia, aunque su hermosa personalidad lo ha ayudado a que todos se enamoren de él.

Un ser solitario buscando un poco de comida.

Pese a que muchas de las personas que viven en la provincia no saben ni de dónde viene Sri Suk o para dónde va, hacen lo posible para cuidar de él y de su bienestar, no obstante, él les ha enseñado que gran parte de su supervivencia la tiene resuelta, en especial lo referente a su alimento.

Mi amigo del alma

Como bien es sabido Sri Suk es un perrito callejerito, sin embargo, su apariencia no es tan delgada como la de uno, ya que él se alimenta en cualquier lado al que va. Gracias a que en algún momento de su vida por alguna razón el perrito aprendió a cargar su plato de comida en su hocico, ahora cada vez que visita un restaurante o vivienda conocida, lo lleva consigo para recibir muy educadamente su porción de alimento.

Esta acción siempre sorprende a quienes se topan al perrito en lugar público, sin embargo, fue hasta hace poco que un video de la divertida acción se viralizó, haciendo muy famoso a Sri Suk.

Acá te compartimos el divertido video.

Un gesto digno de admirar y compartir.

La escena fue captada y compartida por Khun Zai, un cliente de un café local y a quién ver al perrito con su platito en el hocico pidiendo una porción de comida, le pareció un hecho realmente sorprendente. Por suerte, para el perrito y para alegría del hombre, los trabajadores del establecimiento le brindaron un poco de alimento en cuanto él se acercó con su tazón y se sentó a esperar su turno de comer. Es muy respetuoso y por eso se merece que le den todo lo que él quiere.

Mi Amigo del Alma

Al cabo de unos segundos una mujer se encarga de proporcionarle un trozo de pollo y él no tarda en terminarlo para pedir otra porción con su platito nuevamente en el hocico, acción que causa risa entre sus amigos humanos.

Pese a que no sabemos si por su inteligencia Sri Suk fue merecedor de otra porción de pollo, estamos seguros que recibió muchos besos y abrazos por su adorable comportamiento.