Vivían juntos en la calle, se daban calor pero el frío los derrotó y la muerte los separó

Vivían juntos en la calle, se daban calor pero el frío los derrotó y la muerte los separó

Ahora el perrito se niega a alejarse del cuerpo de su amado humano. 

El pasado 20 de octubre, a un mes de haber terminado el invierno en Rosario, Argentina, un habitante de calle de 27 años murió debido a la hipotermia que contrajo esa fatídica noche de martes por las bajas temperaturas de la madrugada. Aunque los servicios médicos de la ciudad fueron llamados por algunos de sus compañeros al verlo muy débil, el suero no pudo ayudarlo y falleció después de una lucha con sus bajas defensas. 

Telenoche Rosario

Desde ese momento, el joven estuvo cubierto por una pequeña manta con la que se trataba de cubrir del frío, pero, lo que más llamaba la atención era su incondicional acompañante a su lado: Capullo, como había sido nombrado su perrito, se rehusaba a dejar el lugar en medio de la incertidumbre con la que se estaba nublando su vida.

“A nosotros no nos va a seguir porque solo a él lo seguía. A él lo cuidaba”.

El joven de quien poco sabían los vecinos de la calle Colón donde se hacía todas las noches para buscar refugio, llevaba varios años viviendo en el duro asfalto junto a Capullo, un compañero fiel que, según los cercanos, no lo dejaba nunca. El dueño de un local de mascotas que el hombre había escogido para pernoctar también se pronunció sobre la situación y dijo que nunca se separaban, además, que había tratado de ayudarlos con comida para el peludito y un poco de dinero de vez en cuando, sin embargo, desde hace un tiempo toda la dinámica había cambiado por la hostilidad del sujeto y su aparente deterioro físico.

Pixabay

Nunca supe el nombre de su dueño, pero yo trataba de ayudarlos como podía. Al perro nunca le faltó comida y agua, siempre le di. Al dueño le había regalado ropa, un par de veces le di dinero para que se comprara comida, pero con el tiempo la relación se empezó a complicar. –Confirmó el dueño del local cercano a Infobae.

En el lugar donde el cuerpo yacía la mañana de ese martes, tal como habían relatado los vecinos, todavía se encontraba Capullo. Él, fiel e incondicional, no había querido moverse del lado del hombre que lo había amado durante años y cuando la policía llegó para hacer el levantamiento de su cuerpo, el peludito también se mostraba agresivo y protector.

A continuación puedes ver un video de Capullo y su situación esta semana: 

El perro era de él y lo va a extrañar. A nosotros no nos va a seguir porque sólo a él lo seguía. A él lo cuidaba. –Dijo uno de los compañeros de calle del joven a Canal El Tres.

Aunque finalmente la tristeza lo dejó moverse del lado de esa alma que tanto lo había protegido y ya se había ido, las personas que conocieron su historia están seguras de que su amor por él jamás se acabará y lo extrañará cada día de su vida. Solo hacía falta ver sus ojitos para sentir su desolación, por ahora Capullo permanecerá con los compañeros del joven y teniendo cuidado extra por parte de sus vecinos de cuadra. Esperamos que su tristeza tenga consuelo.

Telenoche Rosario

Si te gusto esta historia animalista considera apoyarnos con una suscripción de pago.

Existimos gracias ti!