fbpx

7 años en la calle dejaron muy triste a este gatito, pero hoy volvió a ronronear

Nunca es tarde para hacer feliz a un animalito.

Hay animalitos que nos enseñan la gran cantidad de privilegios que tenemos en nuestra vida y este es uno de esos casos. Este hermoso minino rayado tuvo una vida difícil con al menos 7 años viviendo en la calle en uno de los estados con inviernos más agrestes en Norteamérica y, aunque sobrevivió, su cara reflejaba la tristeza y el camino difícil que había tenido que pasar para llegar a ser rescatado.

Afortunadamente su nueva mamá le devolvió el brillo en sus hermosos ojitos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mister Willis the Cat (@mrwillisthecat) el

Cruce de miradas por Internet.

Karen es originaria de Suecia y llegó a Minnesota, uno de los estados del norte del país estadounidense, para trabajar alejada de sus familiares y amigos.

En uno de sus tiempos libres, durante el día internacional del gato, el 8 de agosto del pasado año, mientras echaba un vistazo en Instagram, se encontró con la publicación que vas a poder ver a continuación, donde el refugio Animal Humane Society del estado presentaba a Bruce Willis, este hermoso gatito con una mirada realmente triste y melancólica que había sido nombrado como el famoso actor por ser indestructible y Duro de matar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Animal Humane Society (@animalhumanemn) el

Los reportes del refugio indicaban que su lucha por sobrevivir en la calle le había dejado algunas marcas y secuelas: dientes rotos, cicatrices, un ojo intervenido para evitar perderlo del todo y una condición con la que tendría que vivir y que hace que sus expectativas de vida se reduzcan: virus de inmunodeficiencia felina.

A pesar de todos los problemas con los que parecía cargar Bruce, Karen vio en él algo que la conmovió profundamente y, aunque dentro de sus planes no se encontraba tener mascota, quiso visitarlo para poder animarlo un poco.

Entre visita y visita se fue enamorando.

La conexión fue inmediata, aunque Bruce no daba señales de alegría porque su condición lo afectaba demasiado, lanzó miradas instantáneas a Karen quien se tuvo que ir para su casa con el corazón roto por pensar en las situaciones que tuvo que pasar y el dolor que reflejaba su carita.

Aunque pensó en llevarlo a casa, era su arrendatario quien la detenía pues en su apartamento estaba prohibido el ingreso de animalitos. Sin embargo, ella no se detuvo por esto y decidió que seguiría yendo a verlo de vez en cuando para darle un poco de bienestar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mister Willis the Cat (@mrwillisthecat) el

No podía dejar de pensar en él y buscaba actualizaciones de su estado a diario, por eso, cuando se enteró que estaba enfermo por una afección en las vías respiratorias, decidió visitarlo de nuevo, fue ahí cuando tomó la determinación de dejar pasar un determinado número de días, si en ese periodo de tiempo Bruce no era adoptado ella iría por él, pues sentía que su estado de salud empeoraba con su tristeza y ya se había enamorado de esa hermosa carita que tanto había sufrido.

Límite de tiempo sin respuestas.

Tal y como lo presentía, casi un mes después de haberlo visto por primera vez, Bruce seguía en el refugio sin encontrar un hogar y el tiempo de prueba que había decidido tomar se cumplió.

Ese mismo día Karen saltó por encima de todas las reglas y fue al refugio para llevarlo con ella a casa, de camino hacia el lugar le escribió a su arrendatario, quien al principio se resistió un poco pero después de explicarle el caso con más profundidad y adjuntar una foto de los grandes ojos tristes del amarillito minino, cedió.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Animal Humane Society (@animalhumanemn) el

A ella no le cabía la felicidad en el cuerpo, se acercó a la puerta de cristal que la separaba de su nuevo compañero de vida mientras era instruida en los cuidados que debía tener con él y mientras pensaba en la gran responsabilidad que había acabado de adquirir, aunque estaba emocionada, no podía negar que estaba asustada por todo lo nuevo que vendría.

Quiero decir que me puse súper feliz, pero para ser honesta, me asusté un poco. Yo estaba como ‘Oh, Dios mío, aquí estoy, adoptando a este gatito enfermo. -Dijo Karen en el siguiente video donde explicó todo el proceso de su gato.

Ronroneo interminable.

Después de un viaje emocionante que pareció interminable hacia su nuevo hogar, las rejas de su cajita fueron abiertas y él, sin miedo, con un mejor semblante y con un nuevo collar morado que combinaba a la perfección con su color, salió y exploró la que sería su nueva casa.

En sus ojos y sus movimientos, se veía la emoción de la nueva llegada y, de repente, se acostó en la alfombra cómodamente, ronroneo con una tranquilidad inesperada que tranquilizó a Karen. Fue la primera noche juntos y él nunca dejó de ronronear, expresando la paz que sentía.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mister Willis the Cat (@mrwillisthecat) el

Desde ese momento Bruce es el gato más consentido y amado por su nueva mamá, no se separan para nada y él, todas las noches, la abraza mientras se queda dormido.

A pesar de que en sus ojos todavía queda un poco de tristeza por el pasado, es un gatito feliz y no pudo pedir una mejor persona para formar una familia.

Además, es bastante famoso en Instagram donde tiene más de 70.000 seguidores que siguen fervientemente su historia y lo ven como un sobreviviente muy guapo, esperamos que la salud de este minino se mantenga y viva un resto de vida pleno.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mister Willis the Cat (@mrwillisthecat) el

Fuentes: Mister Willis The Cat.