A Bad Bunny se le ocurrió pintar de rosado a unos conejitos para su nuevo vídeo

Hey! Bad Bunny son seres vivos, no utilería para tus vídeos.

El 4 de mayo de este año el famoso cantante de trap, Bad Bunny, estrenó su nueva canción, titulada «Ni Bien Ni Mal», por supuesto la canción fue lanzada al público en conjunto con su videoclip, el cuál al momento de realización de esta nota ya tiene más de 11 millones de reproducciones en YouTube.

Si bien, con cada estreno del cantante la polémica sobre el contenido de sus canciones reverbera, esta vez su vídeo fue criticado por una razón diferente.

En esta ocasión las criticas vienen de los animalistas.

Cientos de usuarios denunciaron que en el vídeo aparecen por breves segundos varios conejos pintados de rosa y morado, haciendo énfasis en que pintar el pelo de los animales es una practica que puede llegar a poner en riesgo su salud. También señalaban que los ojos de los conejos estaban muy rojos, indicando tal vez irritación.

Youtube/BadBunny

Efectivamente, revisando el vídeo se puede corroborar que el cantante y su equipo de producción obtuvieron alrededor de 10 conejos y los pintaron de rosado y morado para utilizarlos como elementos de decoración de uno de los escenarios diseñados para la realización del videoclip de la canción.

Youtube/BadBunny

Fue entonces cuando algunos grupos defensores de animales publicaron en redes sociales y en sus sitios web una petición dirigida al cantante y al equipo de producción del videoclip para que se informara a la comunidad en general, cuáles habían sido los métodos utilizados para teñir el pelo de los conejitos y así poder establecer si en algún momento estos fueron o no, puestos en peligro.

Esto era muy importante porque si los animales habían fallecido o estaban afectados de alguna manera luego del proceso de coloración, los grupos defensores de animales podrían proceder a llevar el caso ante los tribunales.

Ante los llamados de atención que recibieron, Jessy Terrero, director del vídeo, hizo un comunicado donde aclaraba la situación.

Esta fue la respuesta del director del vídeo.

En su cuenta de Instagram, Jessy Terrero, explicó que él era el responsable de la idea de pintar a los conejos, eximió al cantante Bad Bunny de toda responsabilidad y resaltó que en ningún momento los animales fueron puestos en peligro, pues su pelo fue teñido por un veterinario y zooestilista profesional que utilizó productos específicos para animales.

Imgrum

También aseguró que los conejos están bien, informó que los ojos rojos eran propios de esta raza traídos de Nueva Zelanda y se comprometió la próxima vez a publicar, antes del estreno de un vídeo, las condiciones bajo las cuales fueron tratados los animales que sean usados en la producción para evitar malos entendidos.

Lee a continuación el comunicado expedido por el director del vídeo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jessy Terrero Director (@jessyterrero) el

Las explicaciones dadas no solucionan todo el problema.

Si bien la situación fue resuelta con las explicaciones dadas por Terrero, los animalistas aún señalan que es muy importante evitar utilizar animales en circunstancias que puedan ser mal interpretadas por personas que no han desarrollado un criterio sólido, como por ejemplo los niños, pues aunque los conejos utilizados en el videoclip del famoso cantante no estuvieron en peligro, pueden generar entre sus seguidores la intención de imitar lo visto y teñir ellos mismos a otros conejos o incluso a otros animales con productos potencialmente peligrosos para su salud.

Sería mucho mejor en el futuro ver conejos, no rosados ni morados, sino blancos, como son naturalmente.

Las figuras publicas no deben olvidar nunca la enorme influencia que tienen entre sus seguidores por lo que deben actuar con mucha responsabilidad.

El caso de los conejos pintados trajo a colación otro sucedido hace años.

Esta noticia nos hizo recordar un triste caso que ocurrió en el 2011 cuando la cantante Selena Gómez y su equipo de producción también tiñeron el pelo, pero no de unos conejos, sino de dos caballos, para realizar el vídeo de su canción titulada «Love You Like a Song».

En esa ocasión la cantante decidió no utilizar los fragmentos donde aparecían los caballos en respuesta a la fuerte critica que recibió, sin embargo, corre el rumor que uno de los animalitos falleció luego de que fuera pintado.

La conclusión de todo esto es que los animales no nos pertenecen, no son objetos sino seres sintientes por lo que debemos respetarlos a todo nivel.

Fuente: ElDiarioNY.