fbpx

A tienda peruana no le importa que los perritos de la calle roben su comida

Cuando preguntaron al dueño de la tienda porqué lo permitía él respondió: «El paquete lo dice… es comida para animales». 👏👏😭

No es una novedad el problema de perritos sin hogar en Latinoamérica y en muchos lugares del mundo. A menudo, la cantidad es preocupante y las organizaciones y personas del común intentan ayudar con lo que pueden, sin embargo, falta mucha conciencia, tiempo y recursos para erradicar este mal.

Por suerte para ellos, existen personas como Carlos Augusto Salome, un hombre dispuesto a ayudar a los peluditos que lo necesiten, incluso si eso le representa pérdidas en su inventario.

Carlos Augusto Salome

«Otro perrito aprovechando el descuido».

Carlos es el dueño de una bodega de alimento para perritos en la ciudad de Lima, Perú. Muchos podrían pensar que su interés por los animalitos solo es económico, sin embargo, a lo largo de los años, ha demostrado ser un gran amante de los peluditos a quienes trata de ayudar de todas las maneras posibles, incluyendo, donaciones de los grandes bultos de su tienda a los más necesitados.

Han sido varias las ocasiones en las que el hombre ha podido encontrar a traviesos e inocentes perritos comiendo parte de los paquetes que exhibe en su local para la venta. A pesar de este contratiempo en su negocio, lejos de enojarle o preocuparse por sus pérdidas, Carlos permite que los peluditos sacien su hambre sin imponerles límites. 

Más allá de preocuparle unas cuantas libras que le representan un par de billetes, afirma que no le importa brindarles una ayuda y que eso no lo dejará en quiebra, tal cual escribió en Facebook el 5 de agosto cuando compartió una foto de un nuevo perrito saboteando las bolsas de comida, por medio de un grupo de animalitos perdidos y en adopción de la ciudad.

Carlos Augusto Salome

Otro perrito aprovechando el descuido, pero no hay problema, no creo que me vaya a la quiebra por bridarle un poquito de comida. –Escribió Carlos en Facebook.

Su inmensa generosidad y su gran corazón fueron elogiados por los usuarios que vieron su publicación y esta, a su vez, ya tiene más de 4.000 reacciones de personas que le agradecen su generosidad para buscar el bienestar de los peluditos.

Un gran ejemplo de lo que significa dar sin esperar a cambio.

Fuentes: Carlos Augusto Salome.