fbpx

Abejas argentinas están construyendo sus nidos con bolsas de plástico

Aunque es bonito pensar que lo hacen por reciclar, la verdad es que sólo es una muestra más de la excesiva contaminación.

A diferencia de las especies de abejas que viven en grandes colmenas como las obreras, las abejas salvajes se refugian en nidos que hacen ellas mismas para poner larvas y poder criar en un lugar seguro.

Entre el 2017 y el 2018, unos investigadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina, construyeron 63 nidos de madera para ayudar a las abejas, pues debido a la destrucción del hábitat, estas no tienen muchas opciones para ellas mismas crear un nido.

Pixabay

El fin era proporcionarles una casita de madera,pero que ellas las llenarán y adecuaran de hojitas, ramitas y barro, sin embargo, algunas de ellas sólo encontraron plástico.

Cuando los investigadores llegaron a revisar que habían hecho las abejitas, se encontraron con que tres de las casitas, habían sido recubiertas en la parte de adentro con pedazos diminutos de bolsas de plástico y allí las abejas habían depositado sus larvas, los pedazos de plástico habían sido cortados por ellas mismas y simulaban la forma de una hoja.

Pixabay

No es la primera vez.

Aunque la revista Apidologie, documenta el primer caso de abejas que construyen nidos a base de plástico, gracias al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, no es realmente el primero, pues en 2013, un estudio publicado por Ecosphere, identificó como las abejas de Toronto, Canada, utilizaban espumas de plástico que encontraba en la basura, para cubrir sus nidos.

Estas construcciones de nido a base plástico, demuestran que las abejas se adaptan a los cambios en su entorno. 

Pixabay

¿Es el plástico un material realmente perjudicial para las abejas?

Hollis Woodard, investigador de las abejas en en el Laboratorio Riversides de la Universidad de California, no se sorprende del comportamiento adquirido por las abejas, pero si le parece que es algo que no debería suceder.

Creo que es muy triste. Es otro ejemplo del uso rampante de materiales que acaban en lugares donde se supone que no deberían estar. – Comenta Hollis a National Geographic.

Y aunque el plástico suele ser confundido con comida, para muchos animales, sobretodo los marinos, generándoles intoxicaciones y obstrucciones en su organismo interno, no se ha registrado ningún caso de abejas que hayan comido plástico.

Pixabay

Por lo que existe una teoría creada por los investigadores, que sospecha que las abejas utilizan el plástico como material aislante de parásitos y moho en sus nidos.

No se sabe con certeza si las abejas están usando la basura a su favor, como lo han hecho otros animales, por ejemplo los gorriones y los pinzones que recolectan colillas de cigarillo para mantener a raya a los parásitos y ácaros, pero para poder determinar esto, se requiere de muchos estudios más. 

Haría falta investigar mucho más para saber qué significa para las abejas, es posible que tengan algunos beneficios, pero eso aún no se ha demostrado. Creo que es igualmente posible que sean perjudiciales. – Afirma Hollis a National Geographic.

Pixabay

Fuente: NationalGeographic.