fbpx

Abrazados y perdidos en las gotas de lluvia, una imagen llena de tierna inocencia animal

En el calor de su casa abrazados y mirando la lluvia, ¿acaso se puede ser más feliz?

Emma Patricia es la feliz mamá de cuatro adorables gatitos a los que ha rescatado en distintos momento de su vida. Aunque el vínculo entre todos ellos es inquebrantable y son cómplices de aventuras y muchas travesuras en la casa familiar, Norman y Noah destacan entre sus otros hermanitos mininos por su gran conexión que los hace ser los más cariñosos y atentos el uno con el otro.

Hermanos más allá de la sangre.

Noah fue el último en llegar a la casa y, como todo hermanito menor consentido, encontró su lugar en el grupo junto a Norman, el peludito que se encargó de él desde su llegada, cuidándolo como a un pequeño desprotegido y llevándolo a conocer el calor de hogar que tanto le había faltado en sus días pasados cuando fue encontrado en lamentables condiciones y adoptado por Emma.

Mi hermana pequeña encontró a Noah cuando estaba en un viaje en canoa. Estaba en el lecho del río y yo fui a buscarlo y nunca lo dejé. Son hermanos y actúan como si lo fueran. –Dijo Emma a The Dodo.

Emma Patricia

No hay día que pase en el que Norman no esté tratando, con todas sus fuerzas, de proteger a su pequeño hermano, durmiendo junto a él y cuidándolo hasta en el más mínimo juego, sin embargo, la mamá de estos felinos quedó sorprendida cuando pudo captar un momento que, probablemente, nunca más se vuelva a repetir ante sus ojos.

Un momento para guardar en la eternidad.

Un sábado de julio durante una tormenta de verano, la casa parecía tener un momento de tranquilidad mientras los mininos aprovechaban el clima para tomar una siesta en una tarde perfecta para la ocasión. Emma, quien tenía un rato de descanso en la sala, levantó su mirada y pudo ver la escena más tierna que hasta ahora haya podido presenciar: Norman tenía una de sus patitas alrededor del cuerpo de su hermano mientras ambos contemplaban el torrencial aguacero.

A los chicos les encanta sentarse y mirar la lluvia en la ventana. No pensé nada en eso, pero luego miré unos minutos más tarde y Norman tenía su brazo alrededor de Noah, estaban sentados allí mirando la tormenta. – Confesó Emma a The Dodo.

A pesar de su cariño y complicidad constantes, la mujer asegura que es la primera vez que los ve unidos a tal punto. Normalmente están juntos mientras se acicalan o juegan, pero nunca los había visto en un momento tan profundo y lleno de significado.

De inmediato tomó una foto para el recuerdo y la subió a redes sociales donde se hizo viral en pocas horas. Los usuarios solo pudieron resaltar el inmenso amor entre mininos que puede llegar a sentirse incluso sin conocer a los dos protagonistas.

Norman y Noah nos demuestran lo increíble que es la vida con un buen compañero al lado, incluso en las peores tormentas.

Fuentes: Emma Patricia, The Dodo.