fbpx

Acuario cerrado por Coronavirus saca a los animales de paseito por las instalaciones

Los trabajadores de este acuario no perdieron la oportunidad de darles un poco de diversión a los animales.

El Coronavirus es un tema que ha alertado al mundo, por ello, al pasar de los días han pedido a los ciudadanos de las diferentes partes del planeta, que permanezcan en sus casas para evitar una mayor propagación de la enfermedad.

Muchos establecimientos, entre ellos varios de los que tienen animales para entretenimiento, han cerrado temporalmente sus puertas, ya que asistir a eventos donde hay aglomeración de muchas personas es una pésima idea y de hecho hay ciudades en donde ya está prohibido hacerlo. Uno de estos establecimientos que ha cerrado al público es Sheed Aquarium, un acuario que aprovechó la coyuntura para dar un divertido descanso a sus especies.

Hola ¿alguien puede decirme a qué hora inicia el recorrido? – Shedd Aquarium

Antes, un pequeño contexto.

A finales de 2019 una ciudad china llamada Wuhan, empezaba a ser noticia. Una epidemia conocida popularmente como Coronavirus, y científicamente como Covid-19, alertaba las principales entidades promotoras de la salud en el mundo. La crisis sanitaria que se había extendido rápidamente, al día de hoy, deja una cifra de 140 países infectados, 200.000 personas enfermas y, según la Organización mundial de la Salud, el 2%, es decir, 8.000 de las personas que han contraído la enfermedad, han fallecido.

Todo tipo de medidas han sido tomadas por cientos de ciudadanos, desde las que están relacionadas con cambiar la forma de saludar, el lavado continuo de manos, los toques de queda, los aislamientos preventivos, hasta, tal vez el más tierno de todos, los que velan por la sanidad de sus mascotas, aunque esté confirmado que estas no son transmisoras del virus.

Cada vez hay menos gente en las calles del mundo y evitar las aglomeraciones en este momento puede ser la solución para que la pandemia no siga escalando en niveles de gravedad. Uno de los pioneros en pensar en el interés de las personas, es el Acuario Shedd, ubicado en Chicago, Estados Unidos, el cual ha suspendido sus visitas durante un periodo de tiempo para contribuir a la situación de contingencia.

Sin visitas, la casa es nuestra!!!

En ese escenario, la humanidad recluyéndose en sus hogares para evitar el contagio de una enfermedad de proporciones globales, el acuario ha aprovechado la ausencia de personas para permitir a algunas de sus muchas especies andar libremente por sus instalaciones, lo que además de increíblemente divertido que ha resultado para los animalitos, arrojó unas hermosas imágenes donde, por ejemplo, un pingüinito con curiosidad se acercan a la zona de peces y anonadado se quedan mirando el colorido baile de las criaturas marinas.

También, a través de un vídeo compartido por el acuario, pudimos ver a un puercoespín llamado Tyson comiéndose una galletica mientras veía nadar a unos lindísimos pingüinitos.

Las escenas han alegrado a muchos corazones amantes de los animales, pues no hay algo más lindo que ver la inocencia de estos descubriendo el mundo, además de verlos caminando libremente y no restringidos a sus zonas, que naturalmente, nunca van a ser tan amplias y generosas como en sus propios hábitats.

Diariamente los trabajadores del acuario los acompañan e instruyen en el recorrido y, de paso, aprovechan para mostrarnos las divertidas aventuras que están viviendo los animales mientras el establecimiento permanece cerrado.

Otros interesados en esta particular zona son Edward y Annie, una pareja de pingüinos que camina por el área de los peces amazónicos. Unos segundos son suficientes para que los enamorados observen, antes de percatarse que el camino es largo y que si quieren conocer todas las especies deben apurarse un poco más.

Tras bambalinas el trabajo ha sido igual de constante, pues tanto veterinarios como cuidadores, han seguido asistiendo diariamente al Acuario Shedd. Durante el cierre que va hasta el día domingo 29 de Marzo, estos valientes, seguirán dando a los animales el cuidado y amor que necesitan.

Por fortuna, estos animalitos no estarán solos hasta que el establecimiento abra sus puertas nuevamente, pues este ha sido escogido por ellos como el mejor trabajo del mundo y no lo abandonarán hasta la última consecuencia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Shedd Aquarium (@shedd_aquarium) el

¨Compasión, curiosidad y conservación para el mundo de los animales acuáticos» Acuario Shedd.

Antes, el sonido de los pasos de cientos de personas caminando lentamente, se confundían con las voces de vendedores ambulantes que ofrecían sus productos en la calle en donde había una puerta gigante adornada con globos terminando el recorrido, se mezclaban junto con la risa de niños que corrían rápidamente halando a sus padres mientras iban de la mano para ser los primeros en entrar a Shedd, un gigantesco acuario, que abrió sus puertas el 30 de mayo de 1930.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Shedd Aquarium (@shedd_aquarium) el

Desde aquel día la institución se ha encargado de posicionarse como uno de los mejores del mundo, ha sido galardonado dos veces, como el refugio para animales acuáticos más visitado en Estados Unidos. Sus visitantes, de todas las edades y nacionalidades, diariamente observan los 32.000 animales que resaltan como un arcoíris sobre los impecables vidrios que los separan del contacto directo.

Falta poco para que cumplan un centenario de años atendiendo al público y durante ese tiempo, tanto peces como aves, culebras, mamíferos marinos e insectos, se han encargado de alegrar y enseñar a grandes y chicos ¨la importancia de proteger las especies silvestres y los espacios silvestres en un mundo urbanizado¨ como lo dice la misión del lugar que los ha acogido, y más que un techo les ha dado amor y protección.

Sin embargo, estas bellas especies van a dejar de recibir visitas por un corto tiempo, debido a que el Acuario Shedd, apoyando la iniciativa de detener la propagación del Covid-19, ha cerrado sus puertas durante dos semanas como medida de precaución.

Lo que pasa en el Acuario, no se queda en el acuario. 😂

¨¿Cancelar mi experiencia táctil con las estrellas de mar? Ni se les ocurra¨ – pensaría un ansioso visitante. Los eventos que previamente han sido reprogramados para una fecha posterior por el Acuario, aseguran ser tan educativos y placenteros, que las personas ni recordarán, cuando puedan asistir en el futuro, la necesaria medida tomada hoy por el establecimiento.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Shedd Aquarium (@shedd_aquarium) el


Fue entonces, luego de anunciada la medida, que las cerraduras de puertas empezaron a sonar y fuertes chillidos agudos de pinguinitos felices por salir inundaron el lugar que se encontraba antes silencioso. Dichosos, los animalitos comenzaron a salir de sus refugios para empezar a disfrutar de unas aventuritas.

Diariamente las aves marinas que viven en el acuario recorren con su cortas paticas los pasillos del lugar, por suerte tienen varios días para cumplir el itinerario de saludar a todos sus vecinos.

Nada más romántico que un graznido de pingüino sonando en tu ventana. ¿Nok, nok, quiénes son ustedes y cómo se llaman? Intenta averiguar un tierno pingüino llamado Wellington, en la zona de peces traídos de uno de los departamentos más bellos de Colombia, el Amazonas. A pesar de que no entiende el lenguaje de los peces ‘Myloplus schomburgkii’ los mira fijamente y parece estar muy interesado en su historia, sus ojos admiran por unos minutos tanta belleza junta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Shedd Aquarium (@shedd_aquarium) el

Una información importante que debe ser compartida.

Por favor, a las personas que les ha llegado la información de que los animales contagian el Coronavirus, les contamos que eso es totalmente falso. No hay ninguna prueba científica que demuestre que los animales son transmisores del Covid-19, e incluso, la organización Mundial de la Salud (OMS) así lo afirmó en una comunicación oficial.

Lo único que se debe tener en cuenta, es que cuando los peluditos salen, pueden traer consigo el virus, exactamente igual que nuestros zapatos y ropa, por lo que basta con limpiarles las patitas e incluso un poco el pelaje para que el problema sea resuelto. Otra forma de evitar que nuestros animalitos entren en contacto con el virus, es sacarlos a pasear con trajecitos especiales para ellos que deben ser lavados luego de cada salida.

Es importante que esta información sea divulgada rápidamente, para que las familias no abandonen a los integrantes más inocentes de la casa.

Fuentes: Shedd Aquarium.