fbpx

Aldeanas cosen pijamas para elefantes porque la temperatura en India está muy baja

El cambio climático está creando temperaturas extremas en el mundo y las especies ya no se pueden adaptar a su medio ambiente.

Cada año vemos cómo se incrementan las problemáticas relacionadas con el cambio climático y aunque las personas estamos afectadas, los animales son quienes tienen una batalla casi que perdida en esta dura situación. Nosotros podemos resguardarnos del quemante calor o del inclemente frío que nos hace ponernos uno y otro abrigo, pero los animales no tienen esa oportunidad.

Inteligencia a prueba de adversidad.

Con el cambio climático muchas especies han perdido su hábitat y han tenido que migrar a lugares desconocidos, tristemente han tenido que enfrentar condiciones para las que no están adaptadas, pero por fortuna, han sacado su instinto de supervivencia y en algunos casos han sabido sortear esta situación de la mejor manera.

Un ejemplo de esta evolución han sido los elefantes, que ayudados por su alto nivel de inteligencia han sido capaces de adaptarse y sobrevivir en cualquier hábitat. Con el pasar de los años, han desarrollado la capacidad de saber para dónde y cuándo moverse junto con sus manadas y así no pasar a ser un simple recuerdo en la historia del mundo.

Alrededor del 60% de la población de elefantes asiáticos viven en la India y para estos majestuosos seres vivir allí es una completa odisea, la gente no tiene una conciencia animalista y al pasar de los años estos seres, se han perpetuado en la historia de ese país como punto de anclaje para atraer turismo. Por fortuna en la ciudad norteña de Mathura, al Sur de Asia, el Centro de Conservación y Cuidado de Elefantes Wildlife SOS,  trabaja arduamente desde 1995, para proteger estos gigantes que por su gran tamaño corren más peligro que una especie pequeña.

Diariamente esta organización trabaja en rescatar y cuidar específicamente a elefantes heridos y enfermos en India, a los que les han apagado casi que por completo la luz de la vida en esa industria oscura de la explotación. A futuro quieren llegar a ser los ojos para elefantes que son ciegos, la compañía para los que ya son ancianos y las manos sanadoras para los que han sido heridos y se encuentran en tristes condiciones de vida.

Mientras eso pasa, están realizando cambios definitivos para proteger y conservar todo lo relacionado a la naturaleza en India y en esta loable actividad unas valientes mujeres destacan especialmente.

Un colorido cuidado.

Luego de que Wildlife SOS anunció a los pobladores que las temperaturas durante la noche se aproximaban a cero grados centígrados, algunas mujeres pensando en los elefantes escucharon su sentido maternal y decidieron hacer algo para evitar que sufrieran. Sabían que tenían que cuidarlos y sólo había dos opciones: llevarlos consigo a sus casas, lo cual era algo casi imposible de llevar a cabo o hacerles una calentita manta para soportar el frío, la segunda sonaba más factible.

Diariamente hasta la organización empezaron a llegar mujeres, algunas acompañadas de sus hijos, otras de sus mochilas en las que guardaban sus agujas y algunas otras que llevaban sus manos y las ganas de ayudar, que era lo más importante. Luego de unos minutos de charla la idea de las mantas les pareció descabellada, pues podrían caerseles y nadie estaría ahí para ponerlas de nuevo sobre su gigante espalda, sin embargo, luego de una lluvia de ideas la creación de gigantes pijamas entallaba perfectamente para la ocasión.   

Pijamas talla XXL con L de elefante.

Un repentino aire movía una bola de lana que se encontraba sobre una colcha con distintos colores y al mismo tiempo refrescaba al grupo de mujeres, que entre puntada y charla tejían aproximadamente unos 20 jerseys, para el total de elefantes que alberga Wildlife SOS. Tardaron varios días entrelazando las hebras que proporcionarían el abrigo para los gigantes mamíferos, pues ya se imaginaran el tamaño de estas coloridas prendas, que poco a poco fueron tomando forma de pijama y que al cabo de unos minutos, lucieron alegremente los animales.

Del cuello a las patitas fueron cubiertos las elefantes que ayudados por las mujeres y el personal de la organización, lucieron las pijamas amorosamente bordadas, pues según Kartick Satyanarayan, fundador del centro, aseguró que era importante ayudar a los elefantes a protegerse del frío.

Es importante mantener a nuestros elefantes protegidos del frío intenso durante este invierno extremo, ya que son débiles y vulnerables y han sufrido tantos abusos que los hacen susceptibles a enfermedades como la neumonía – Dijo Kartick Satyanarayan, fundador de Wildlife SOS, Times of India .

Suponemos que durante el día no los llevan puestos, pero a penas empieza a caer la tarde manos a la obra para vestirlos.

Un lugar gigante para disfrutar la vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Wildlife SOS (@wildlifesos) el


En Wildlife SOS ahora los paquidermos se encuentran disfrutando de una vida digna, tranquila y llena de cuidados, rodeados diariamente por veterinarios y cuidadores que se esfuerzan por hacerlos sentir como en casa. Allí, estas majestuosas criaturas disfrutan del significado de la palabra amor y aunque no están en su hábitat, se sienten felices y a salvo, algo que la naturaleza tristemente ya no les puede brindar.

Aprovechamos para hacerle una invitación especial a nuestros lectores a incluir algunos hábitos que ayuden a disminuir el cambio climático siendo el reciclaje, el ahorro del agua y la plantación de árboles unos de los más esenciales. De seguro que conociendo la problemática surgirán miles de formas para ayudar.

Fuentes: Wildlife SOS, Times of India.