fbpx

Aprueban uso de trampas de cianuro para controlar población de perros

Existiendo alternativas como la esterilización, nuestros dirigentes escogen el cianuro.

En Estados Unidos se controla la población de zorros, coyotes y perros salvajes con bombas de cianuro, llamas M-44, la excusa utilizada para cometer esta barbarie, es que estos animales son una amenaza para los agricultores y propietarios de rancheros, debido a que estos animalitos al ser seres vivos y necesitar alimentarse, entran en sus propiedades para comer animales o vegetales que ellos tienen destinados para producción.

Si bien la práctica ha estado en marcha desde 1960, en el año 2017, fue prohibida, debido a que un niño perdió la vista al estar en contacto con una de estas trampas.

Pixabay

Después de que la familia del niño demandara al estado por lo ocurrido, el gobierno se vio en la obligación de cancelar la práctica, no obstante, en el 2018, los agricultores y dueños de rancheros, exigieron que se activara nuevamente el método, pues se estaban viendo gravemente afectado en cuanto a ganancias.

Aunque el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, quiso hacer una reconsideración antes de volver a permitir esta cruel e innecesaria actividad, el gobierno se opone a cancelarla nuevamente.

Pixabay

Cuatro grupos de conservación y bienestar animal, además de 200,000 civiles que escribieron cartas de objeción en contra de la decisión tomada, no fue suficiente para La Agencia de Protección Ambiental (EPA), pues dicha organización aprobó el uso de estas trampas, asegurando que era un método seguro, claramente para los animales no, pero supuestamente para las personas si.

Es cínico que la EPA haya tomado esta decisión después de que personas y otros animales que no son considerados amenazas para la producción, como son las mascotas, se hayan visto afectados, pues existen varios reportes de incidentes ocasionados por el cianuro, algunos han llevado al fallecimiento de personas y animales inocentes, y en otros casos, la salud de estos seres se ha visto comprometida.

Pixabay

Otro de los argumentos que utilizó la EPA para dar su visto bueno ante la decisión del gobierno, es que estas trampas de cianuro no están a la venta, por lo que ellos se excusan en que nadie podrá utilizarla para hacerle daño intencionado a alguna persona o animal, dicho método, según ellos, es utilizado para un buen propósito, el preservar la economía y la producción. 

El Centro para la Diversidad Biológica se opuso a EPA, asegurando que el 99% del país está en desacuerdo con la práctica. No obstante, La Agencia de Protección Ambiental volvió a salirse con la suya, pues afirmo que la reintegración del método vendrá acompañado de excelentes y eficientes restricciones.

Pixabay

Las trampas de cianuro no pueden ser utilizadas de manera segura por nadie, en ningún lugar. Si bien la EPA agregó algunas restricciones, estos dispositivos mortales han causado demasiado daño para seguir en uso. Necesitamos una prohibición permanente a nivel nacional para proteger a las personas, las mascotas y la vida silvestre en peligro de este veneno. – Comento Collette Adkins, directora de conservación de carnívoros en el Centro para la Diversidad Biológica a BBC News.

Pixabay

Las restricciones planteadas por la EPA están relacionadas con que no se pueda instalar dentro de los 100 pies de una vía pública, camino transcurrido, o zona de viviendas, además, las señales de advertencia deben estar visibles como mínimo, a 15 pies de a trampa.

Pixabay

Fuente: BBCNews.