fbpx

Bomberos chilenos despiden a uno más de los héroes de la estación

Un sentido homenaje a su compañero y amigo; el bombero honorario de cuatro patas.

Los bomberos de Iquique, Chile, tuvieron durante catorce años a un miembro muy especial en su equipo de trabajo, uno que era diferente físicamente a los demás, pero con el mismo corazón noble y con los mismos deseos de ayudar y servir.

Un perrito de nombre Negro, los acompaño y ayudo durante años a los bomberos, él vigilaba la estación e iba con ellos a cada misión que realizaban, además de que los saludaba alegre y amorosamente cada mañana, dándoles la mejor bienvenida que pudiesen desear.

El perrito falleció después de presentar algunos inconvenientes de salud debido a su edad, los bomberos lo acompañaron hasta su último minuto de vida, demostrándole así, lo amado y respetado que era.

Negro llegó de dos meses al cuartel y desde allí no pasó un sólo día lejos de sus compañeros, amigos y familia. El vinculo entre el animalito y los bomberos eran tan fuerte, que quisieron darle una ceremonia digna de su amor y también del dolor que estaban sintiendo por la perdida.

Mandaron a hacer un ataúd del tamaño del animalito, lo decoraron con muchas flores y adornos representativos al trabajo que realizó, también le pusieron dentro del ataúd su casco, el cual uso durante todas las misiones que realizó y los centenares de rescates que logró.

CuerpodeBomberosdeIquique

La ceremonia estuvo acorde a su calidad de Bombero Honorario, se despidió con guardia de honor, hubo un velorio y fue la compañía junto a los oficiales del Cuerpo de Bomberos de Iquique los que despedimos a Negro. Siguiendo nuestras tradiciones, su entierro fue en la noche, a la luz de las antorchas y en las afueras de nuestro cuartel, donde además se plantó un árbol en su memoria. – Aseguro Jorge Tapia, uno de los bomberos a SoyIquique.

CuerpodeBomberosdeIquique

Negro era muy adorado, todos los bomberos de la ciudad se reunieron para darle un adiós al animalito y para agradecerle por tantos años de servicio y amor.

CuerpodeBomberosdeIquique

Después de la ceremonia, todos seguían sintiendo un gran dolor al pensar en lo que estaba pasando, Negro ya no estaba en sus vidas y esa era una realidad, el único consuelo que les quedaba era la tranquilidad de saber que se despidieron como él merecía, además de que lo trataron bien y amaron durante toda su vida.

Una despedida de un héroe, de un amigo, de un hijo, de un bombero peludito maravilloso.

En memoria de nuestro negro. Fiel mascota, amigo y protector. 

Fuente: Soyiquique.