fbpx

China clasifica al pangolín como intocable, es el mamífero más traficado del mundo

Lo clasifica como clase 1 junto al icónico panda. Prohibido cualquier tipo de comercio o uso de esta especie.

Los esfuerzos del país asiático por proteger esta especie catalogada como la más traficada del mundo, vienen desde el año 2007, cuando prohibió cazarlos en su hábitat natural. Luego en el 2018, imposibilitó cualquier tipo de importación relacionada con el pangolín, sin embargo, hasta la fecha las cifras de su población siguen disminuyendo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Born Free Foundation (@bornfreefoundation) el

Los animales no han sido creados para nuestro servicio.

En Asía y África, lugares de presencia del pangolín, mamífero con tamaño similar al de un gato o un perro, ha sido sentenciado a dejar de existir por su particularidad física más notoria: sus escamas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de David Chancellor (@chancellordavid) el

La alta demanda de las pequeñas placas que protegen el cuerpo del pangolín, están relacionadas con la supuesta creencia curativa que tienen para enfermedades como el asma, la artritis, entre otras, a esto también se suma el tráfico ilegal de su carne y la destrucción de su hábitat.

Durante años cientos de animalitos han perdido la vida tratando de suplir las necesidades humanas para las que no han sido creados, pero este año, a puertas de su extinción, la luz de la esperanza renace de nuevo dándoles la oportunidad de repoblar la tierra.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Wildlife Alliance (@wildlife_alliance) el

Una esperanza de vida para quien más lo necesita.

Conscientes de la pronta extinción del pangolín, las autoridades chinas han decretado una protección total a esta especie, en la que trabajarán por mejorar sus condiciones de vida,bajarán los índices de caza y evitarán al máximo el tráfico ilegal, al mismo tiempo que crearán un centro de investigación de protección y un banco de genes para pangolines, según lo indicó el diario chino.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de The Nature Animal (@thenatureanimal) el

Otro avance importante, es que las escamas de los pangolines, serán excluidas del libro de medicina tradicional del país, lo que indica que no serán comercializadas en farmacias u otros establecimientos, ya que sus supuestas propiedades curativas no han sido comprobadas.

No existe evidencia científica en la medicina moderna que demuestre que las escamas de pangolín tienen ciertos beneficios terapéuticos o de salud – Dijo Sun Quanhui, un científico de World Animal Protection a Global Times.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Alberto Rodriguez (@ar_albertoct) el

Pese a que todavía no se conoce oficialmente la lista de farmocopeas China, las organizaciones animalistas celebran esta decisión del país asiático que indirectamente demuestra que hay más alternativas al hablar de medicina y que sin lugar a duda, favorece a los que menos tienen que ver con las afectaciones humanas.

Esta es la medida más importante que podría tomarse para salvar a los pangolines. Esto envía un mensaje claro de que existen alternativas en la medicina tradicional china y, por lo tanto, no es necesario usar pangolines – Aseguró Peter Knights, CEO de la organización WildAid, a National Geographic.

Claramente para que esta noticia positiva de frutos, las autoridades tienen que trabajar de la mano con las organizaciones animalistas y la sociedad, pues desafortunadamente de manera ilegal puede que se siga llevando a cabo esta cruel práctica.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mãos Natureza 🌱 (@maosnatureza) el

Por acciones como esta se hace necesaria una enseñanza a la población en general para que todos entendamos que los animales están en el mundo para llenarlo de vida y no como un instrumento que podemos utilizar cuando lo necesitemos.

Fuente: Global Times, National Geographic