fbpx

No tiene mucho espacio pero aun así refugia a 300 animales para protegerlos de un huracán

Estos 300 callejeritos se suman a los ya 500 animales, entre perros, gatos, gallinas, conejos y hasta erizos, que tiene. Necesita ayuda.

El nuevo huracán Delta, proveniente del caribe americano, tocó tierra firme este miércoles en costas mexicanas entre Cancún y Quintana Roo después de aterrorizar a gran parte de la población del país y, también, de su frontera con Estados Unidos.

Aunque su nivel descendió de categoría cuatro a dos cuando tocó tierra, su poder está haciendo estragos con fuertes vientos, muchos árboles caídos por el impacto, vendavales y la ausencia de energía que trae grandes problemas para toda la población, en especial, para quienes no tienen un refugio seguro o viven en la calle como es el caso de los animalitos abandonados a los que Ricardo Pimentel Cordero ayuda.

Una labor desinteresada y constante en su vida.

Ricardo, el hombre que ha sido protagonista de las noticias positivas de los últimos días en la zona de Cancún, es fundador del Santuario Tierra de Animales, una organización en la que rescata a todo tipo de animalitos en el municipio de Leona Vicario en Cancún, sin embargo, en medio de la emergencia, su enorme corazón no solo ha seguido con la labor de su fundación en la que tiene al menos 500 ejemplares a los que cuida, también ha recogido otros 300 desamparados entre perros, gatos, gallinas, conejos y hasta erizos. 

Los primeros días de la semana, Ricardo y sus colaboradores voluntarios se prepararon para la llegada del terrorífico visitante: adecuaron espacios adicionales en el refugio, compraron varios bultos de alimento y recogieron a todos los animalitos que pudieron y, aunque ahora están seguros en el lugar mientras la tormenta pasa, el hombre pide que otras personas de la zona también ayuden a refugiarlos y apoyen a la fundación para poder mantenerlos.

Si yo pude meter más de 300 perros, un chingo de gatos, unos pollitos, un erizo, unos conejitos bebés y quien sabe cuántos animales más en mi casa, ustedes no sean gachos y metan aunque sea al perro o gato callejero de su cuadra en lo que pasa el huracán. –Escribió Ricardo en sus redes sociales.

Ricardo es uno de los pocos héroes que protegen a los que no tienen voz en medio de situaciones difíciles, su fundación sigue rescatando a más animalitos dentro del infortunio que está pasando México, por lo cual, requiere de mucha ayuda: si tú deseas donar físicamente o con algún aporte monetarios, ingresa al siguiente enlace para realizar tu donación.

Gracias por lo que haces Ricardo, esperamos todo pase y sigas haciendo lo que te apasiona.

Fuentes: Tierra de animales, El Universal.