fbpx

El papá de esta perrita falleció por Coronavirus, ahora ella busca un nuevo hogar

Che-Che quedó solita en el mundo, no tenía a nadie más en la vida.

Es un duro momento para la humanidad por cuenta del virus y las consecuencias que trae consigo, sin embargo, es aún más difícil para nuestros acompañantes peludos que se enfrentan a la incertidumbre de poder quedar solos debido a nuestra posibilidad de contagio. Esta es precisamente la historia de Che-Che, una preciosa perrita blanca que, ante la muerte de sus dos padres humanos, quedó a la deriva en uno de los estados más afectados por la pandemia en Norteamérica, New Jersey.

Monmouth County SPCA

Era una gran vida.

Che-Che vivía maravillosamente con tres hermanitos de cuatro patas y sus dos papás, sin embargo, todo cambió cuando Dennis y James Traverso de 79 y 73 años respectivamente, murieron con una semana de diferencia por complicaciones derivadas de los síntomas del virus para el que habían dado positivo unos días antes. Los hermanos que vivían bajo el mismo techo desde muchos años antes en Neptune, New Jersey, dejaron a estos chiquitos a la deriva al despedirse de este mundo.

Monmouth County PSCA

Cuando la hija de Dennis, Denise, se enteró de la tragedia, lo primero en lo que pensó fue en los angustiados perritos. Después de hacer los trámites correspondientes al fallecimiento de su padre y su tío, tuvo que tomar decisiones drásticas respecto a ellos y, lastimosamente, la pequeña Che-Che quedó fuera de ellas. Ser una perrita mayor, su carácter y su poca disposición para convivir con varias personas, niños u otros perros acabaron siendo un determinante para que Denise decidiera entregarla, con profunda tristeza, al refugio del condado Monmouth, que la recibió con todo el amor del mundo.

Che-Che necesitará un poco de amor, probablemente necesitaría una familia de una sola persona. Sé que darán el mejor escenario para ella. –Comentó Denise a Good Morning America.

Cientos de solicitudes por Che-Che.

Esta hermosa perrita es el primer caso de los cientos que, lamentablemente, tendremos que conocer durante este tiempo de pandemia. Sin embargo, aún hay personas dispuestas a ayudar y brindar amor a estos preciosos seres que lo necesitan, algunos de ellos se encuentran en Monmouth County SPCA, el refugio que recibió a Che-Che y que le ha dado mucha atención y cariño durante las dos semanas que los ha acompañado.

Aunque la llegada de la perrita al refugio fue aterradora para ella y para los hijos de Denise que no querían dejarla ir, los voluntarios de este asombroso lugar se encargaron de hacerles entender que ella estaría bien.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Monmouth County SPCA (@mcspca) el

Los conocimos afuera en pleno PPE. Che-Che estaba asustada, los niños estaban en el auto llorando. Hicieron todo lo posible y simplemente no pudieron hacerlo. Les dijimos que podíamos darle un buen hogar. –Dijo Ross Licitra, jefe de aplicación de la ley humana y director ejecutivo del refugio sin fines de lucro.

Con un techo sobre su cabeza, el personal se encargó de darle a Che-Che un confortable lugar para dormir y un buen baño, esperando aliviar un poco su tristeza. El caso se dio a conocer rápidamente a través de las redes sociales del refugio donde se impulsó con un texto cargado de sentimiento la pronta adopción de la perrita, aunque hasta el momento han sido cientos las solicitudes para ser los nuevos acompañantes de esta perrita, los trabajadores todavía trabajan en evaluar cada una para asignar a Che-Che al hogar indicado.

Esperamos que ella, una víctima inocente de este virus, pueda encontrar compañía pronto, por ahora, si quieres ser una de las personas que se apunte para su adopción puedes ingresar en este enlace y completar la solicitud.

Este es uno de los videos que ha sido dirigido a la comunidad para intentar encontrarle a Che-Che un hogar.

Fuentes: Monmouth County SPCA, Good Morning America.