«Él recuerda todo lo yo que olvidé» abuelito con Alzheimer recupera su vida gracias a un perro

Los perritos cambiando vidas 24/7.

Lass es un perrito guía que no sólo le ha ayudado a Mariano con la enfermedad del Alzheimer, sino también ha hecho que este hombre de 60 años recobre su alegría y esperanza, pues después de ser diagnosticado, el hombre perdió todo tipo de entusiasmo y amor a la vida, se deprimió y decidió que estar acostado en un sofá era la mejor y única cosa que podía hacer, no obstante, la llegada de un labrador negro a su vida, lo haría salir de casa, caminar, jugar, divertirse y creer nuevamente en la oportunidad de poder tener alguien con quién contar y compartir, pues quizás él le manifieste poco a las personas, pero con Lass es evidente que hay una amistad, una en la que sólo basta unas cuantas miradas amorosas para que haya comunicación entre ellos.

ABC

Lass ha estado desde el principio de la enfermedad con Mariano, él ya lleva cumpliendo su importante misión desde hace 7 años, el peludo ha logrado a través de su amor que el hombre recobre ese carácter alegre que la enfermedad se llevó, convirtiéndolo en más que un perro guía, en un compañero y amigo de vida.

Lass es un apoyo fundamental que ha hecho que mi padre recupere su autonomía y que le ha devuelto el carácter alegre y entusiasta, así como las ganas de vivir. – Comentó a ABC Carlos, hijo de Mariano.

Quizás la mejor cualidad de Lass, además de amar sin limites, es la de orientarse muy bien y conocer a fondo las necesidades de su papá Mariano, pues cada vez que ellos salen a pasear por el vecindario en el que viven, el hombre suele desorientarse y no saber el camino a casa, o incluso, en algunas ocasiones, ha intentado entrar a casas que no son la suya, no obstante, desde la llegada del perrito, el hombre no ha vuelto a perderse, pues él cuando siente que Mariano está desorientado, lo empuja hacia el camino correcto o se para delante de él cuando intenta entrar a una casa ajena, como diciéndole que ese no es lugar que él busca.

Los familiares de Lass y Mariano aseguran que el perrito no necesitó un entrenamiento especial para ser como es  con Mariano, si bien él estaba entrenado para ser perrito guía, nadie le enseño que debía cuidar y orientar a su hombre en las calles. Los familiares piensan que para que el perro entendiera lo que Mariano necesitaba, sólo basto con que él se mostrará cariño con Lass, para que este lo observará atentamente y comenzará a cubrir las necesidades que al hombre se le presentaban.

Mariano Bruneton

Ahora la familia confía plenamente en el perrito y sienten tranquilidad en dejarlos solos, pues sin duda, no hay nadie que quiera y cuide más a Mariano que el mismo Lass.

Un veterinario nos recomendó esta raza porque suelen ser animales muy inteligentes, dóciles y con capacidad de aprendizaje. Además con Lass creemos que hemos tenido mucha suerte. No sé si el perro es consciente o no de que él guía a mi padre, pero cuando salen a pasear por el barrio siempre sabe cuál es nuestra casa y como llegar a ella. – Añade Carlos a ABC.

La maravillosa labor que ha desempañado Lass ha sido tan completa y admirada que el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid (COLVEMA) le ha concedido a Lass el premio de Bienestar Animal 2018 en la categoría de «Animal comprometido con la sociedad» por su implicación y la mejora de las condiciones de vida de su papá humano.

La gran labor que pueden realizar animales como este, quizás hasta ahora más conocidos por su labor como perros lazarillo de personas ciegas, es indudable. – Explica para ABC, el presidente de la entidad, Felipe Vilas.

A lo que  Carlos, complementa diciendo:

Un ciego no ve, pero dirige al perro. En el caso del Alzheimer, el perro también dirige. – Asegura Carlos a ABC.

José Enrique Saldívar

Hace a penas unos años los animales de compañía y apoyo eran poco valorados, pero hoy en día se ha podido observar como no sólo cumplen con una función especifica, sino también crean lazos emocionales importantes para la persona que conlleva una enfermedad, emociones que le proporcionan bienestar y ganas de vivir.

Eran sólo animales de trabajo y compañía, pero ahora se ha visto que existe una transmisión de emociones a las personas muy importante. Esto, en una sociedad cada vez más envejecida, cobra vital importancia, porque tener un animal puede favorecer que la persona se mantenga activa física y emocionalmente. Tendrá que pasear al perro, y cuidarlo… con todo lo que esto conlleva de sociabilidad. – Complementa Felipe Vilas a ABC.

Carlos, en total acuerdo con los comentarios generados por Felipe, asegura que Lass ha sido indispensable para la mejoría de su padre, pero no sólo físicamente, sino también emocionalmente, pues con el animalito se ha creado una relación sencilla pero de suma importancia.

Pensamos que el ejercicio que mi padre ha hecho con Lass, con quien salía mínimo dos o tres veces al día a pasear durante media hora ha servido para retrasar el avance de la enfermedad. Porque estos enfermos suelen salir cada vez menos de casa. Y aunque no tengas Alzheimer, si cada vez te mueves menos, el deterioro en muchos aspectos es mayor. Sin olvidar la parte emocional. pues mi padre sabe que Lass es su perro y se ha conectado emocionalmente con él. Esto es muy importante porque cuando va avanzando el deterioro la interacción de estos enfermos con otras personas se va complicando, porque la relación es más compleja. Digamos que con Lass es más directa, de afecto, de cariño… Más simple, pero muy reconfortante. – Analiza Carlos a ABC.

Instituto Effata

Finalmente Felipe quiere compartir los beneficios que un perrito le ha traído a la vida enferma de Mariano para que así más personas con esta u otro tipo de dificultades, se animen a darle la oportunidad a un perrito de tener un hogar y de llenar la vida de las personas de alegría y múltiples beneficios, entre ellos, el ser amados sin ningún tipo de señalamiento.

No hay que olvidar que estos beneficios son extensibles a niños con autismo, con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)… y multitud de casos en los que el animal aporta mucho más que compañía: aporta emociones absolutamente beneficiosas que se pueden utilizar en la realización de infinidad de terapias. – Concluyó Felipe Vilas a ABC.

Con información de: ABC.