fbpx

Elefante bebé se comía la caña de azúcar, lo descubrieron y se escondió detrás de un poste

Según él, detrás de ese poste no lo ve nadie 🐘 😂.

Cuando los animales son bebés protagonizan un sin fin de imágenes y situaciones graciosas, pues como apenas están conociendo y explorando el mundo, suelen ser inocentes y un poquito torpes. Por suerte ya con el pasar de los días y la ayuda de sus padres, van comprendiendo mejor lo que los rodea.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Elephants (@elephants4u)

Un dulce paseo por la naturaleza.

En Ching Mai una ciudad de Tailandia, recientemente sucedió una divertida historia con un elefante bebé de protagonista. Como todos sabemos, los paquidermos se han convertido en animales nocturnos para evitar los cazadores y demás depredadores, de ahí que sea común verlos tomando tranquilos paseos y alimentándose de noche.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Elephant (@elephant.hight.ins)

Durante una de estas nocturnas jornadas, una cría de elefante se interesó en un cultivo de caña de azúcar y al percatarse que ninguna persona estaba cuidando de la plantación, decidió sumergirse en ella para de gustar un poco del dulce néctar que produce esta planta tropical.

Durante el suculento banquete, el elefante escuchó lo que parecía ser unas personas acercándose y un poco temeroso decidió esconderse, sin embargo, por el afán del momento escogió un lugar que no lo favoreció en absoluto.

Un.. dos… tres… por el elefante.

Evitando que lo descubrieran y guiado por su inocencia, el pequeño elefante se escondió tras un poste de electricidad y paso por alto que no es tan pequeño como él se lo imagina. A pesar de que se quedó muy quietecito, su cuerpo sobresalió notablemente por los lados de la estructura, lo que ocasionó risas en las personas que intentaron saber qué animal estaba en el lugar.

La imagen fue compartida en las redes sociales y hasta el momento se ha viralizado rápidamente por la tierna actuación del animalito.

Mantén la calma. Los oficiales lo verán. Vamos a seguir comiendo caña de azúcar – Escribió uno de los hombres que lo encontró en su cuenta de Facebook.

Por suerte en aquel lugar el elefante no corre peligro, ya que los aldeanos los respetan y cuidan, porque conocen de cerca la situación que viven estos majestuosos animales. 

Tristemente muchos animales en el mundo tienen que vivir en cautiverio para poder sobrevivir y aunque no apoyamos este tipo de prácticas, entendemos que en muchos casos es realmente necesario para la conservación de algunas especies.

Fuente: วีรวัฒน์ พรหมเมือง.