fbpx

Empresa japonesa le paga a sus empleados para que adopten gatitos abandonados

Con ello buscan reducir el estrés de sus trabajadores.

La maravillosa iniciativa partió del interés de los directivos de Ferray Corporation, una empresa dedicada a brindar soluciones tecnológicas en Internet, por reducir los altos niveles de estrés que sus trabajadores experimentaban y de paso poner su granito de arena para ayudar a los muchos gatitos que se encuentran en la calle viviendo todo tipo de infortunios. Lo mejor, es que si los empleados no tienen dónde tenerlos, podrán dejarlos en la oficina.

Tengamos en cuenta que esta compañía está ubicada en Tokio – Japón, uno de los países de más alto nivel de estrés en la población debido a las enormes exigencias que se han impuesto como sociedad, en la cual el fracaso, la falta de esfuerzo y la baja competitividad, representan la mayor deshonra y decepción para familiares, amigos y paisanos en general.

Sumado a todo esto, los ciudadanos tienen muy poco espacio para relajarse en casa, pues, además de la falta de tiempo, los espacios en los que viven son increíblemente pequeños lo cual en muchas ocasiones los obliga a vivir solos, sin seres queridos y más aún, sin mascotas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

带不带这么可爱的 完全不想走啦 #cats #garfield #pets #lovepets #lovecats#catscafe

Una publicación compartida de Junjunmuse (@junjunmuse) el

Por supuesto, la mayoría ya es consciente que este estilo de vida, si bien los ha hecho progresar muchísimo como nación, le ha traído grandes dificultades al individuo y progresivamente ha hecho que los niveles de productividad de los trabajadores se vean afectados.

Por ello las empresas han buscado diversas soluciones para mejorar la calidad de vida de sus empleados y que estos puedan rendir más en sus trabajos, pero pocas han llamado tanto la atención y han sido tan aplaudidas como la que propuso Ferray Corporation.

El plan fue diseñar una campaña para invitar a los empleados de toda la compañía a rescatar a un gatito de la calle y brindarle hogar. Para hacer más llamativa la iniciativa, por cada gatito, la compañía pagaría 45 dólares y si la persona no podía tenerlo en su propio hogar, no había problema, lo podía dejar en la oficina!

Para los que si se llevaron su gatito a casa, queda abierta la posibilidad de llevarlo consigo a diario, para que el animalito no se quede solo en casa y también para que el empleado esté mucho más relajado en su trabajo.

Hasta el momento, el experimento ha dado muy buenos resultados pues la productividad mejoró, el estrés bajó y hoy hay unos cuantos gatitos menos en las calles.

Los empleados consienten cuando quieren a los gatitos y juegan con ellos en sus descansos, lo que sube sus niveles de serotonina, poniendo tanto a gatitos como a humanos, felices.

Los peluditos adoptados, fueron esterilizados y curados de cualquier enfermedad que pudieran tener para que no contagien a los demás.

Por supuesto, trabajadores de todo el mundo le piden a sus jefes imitar la medida tomada por la empresa japonesa, argumentando que es un gana-gana para todos. Algunos piden que al menos les permitan llevar a sus animaltos al trabajo, como muchas empresas ya lo hacen actualmente.

Fuente: People.