Esta amorosa perrita le guarda la mitad de la comidita a su hermanito fallecido

Cookie insiste en dejarle una porción de comidita su hermanito por si él decide regresar. 

Los perritos siempre se han caracterizado por ser animales obedientes, inteligentes y sobretodo nobles. Siempre y cuando un perro tenga el amor y entrenamiento debido, se mostrará como el animal más fiel y cariñoso que haya existido.

Easton Dufur, es un joven cineasta que se dedica a la actuación y a la dirección de cine, sin embargo, su mayor gusto no está en el arte, sino en compartir tiempo con sus dos adorables perritos, Cookie y Stitch, dos labradores amarillos a los que considera sus hijos.

EasyBreasy

El hombre, asegura que ambos perritos, Cookie siendo una niña y Stitch un niño, eran inseparables, se cuidaban, se protegían y se querían el uno al otro, cuando estaban juntos los tres, él podía sentir como su familia estaba completa, nada le faltaba a su vida.

Sin embargo, recientemente esa felicidad se vio interrumpida cuando Stitch, debido a su avanzada edad de 13 años, comenzó a mostrar signos de enfermedad y decaimiento natural por la edad, Easton, sin ánimo de molestar más a su perrito que notablemente ya la estaba pasando mal, no quiso intervenirlo demasiado a procedimientos médicos, a cambio de eso, se dedicó a acompañar a su hijito, junto a Cookie para darle sus mejores días, rodeado de amor y muchas atenciones.

EasyBreasy

Inevitablemente, a las pocas semanas Stitch falleció por muerte natural, el acontecimiento fue tomado con gran dolor por parte de Easton y su cachorra, los cuales le prepararon una ceremonia para darle un amoroso y último adiós, después, lo enterraron en el jardín de la casa para poder mantenerlo cerca de ellos.

Sin embargo, la perrita no quería creer que nunca más lo iba a ver, si bien ella parecía haber entendido que su hermanito había fallecido, pues por momentos los buscaba por la casa y al no encontrarlo lloraba y no se levantaba de su camita, parecía esperarlo aún.

Cuando ambos perritos vivían, eran tan amigos y se respetaban y querían tanto el uno al otro, que comían en el mismo plato, no importaba quién comiera primero, este comía solo la mitad y le dejaba la otra mitad a su hermanit@. 

Easton, asegura que él nunca los entreno, simplemente ellos entendieron que esa era toda la comida disponible y que por ende, debían compartirla.

EasyBreasy

Después de que Stitch falleció, Cookie demostró un acto de amor, respeto y consideración con su hermanito, si bien ella ya no lo veía, quiso continuar con la tradición y dejarle la mitad a Stitch, pues si él volvía, quería que encontrará su parte de la comidita.

Acto que le sorprendió mucho a su papá, pues él afirma que desde el fallecimiento de Stitch, sirve menos comida para que Cookie entienda que ella la puede aprovechar toda, sin embargo, ella se niega a dejar a su hermanito sin su mitad. 

Esta es la primera vez que Cookie está sola. Entonces, desde que Stitch se fue, he estado alimentando a Cookie con menos comida. Antes de irme a la cama, quería comprobar si comía. Y así lo hice, lo que me sorprendió es que todavía dejó la mitad de su comida allí para que Stitch pudiera comer. – Comentó Easton en su cuenta de Twitter.

EasyBreasy

Aunque este gesto podría asociarse a la costumbre, también es cierto que está relacionado con un acto de esperanza y amor infinito por parte de uno de los animales más especiales que ha existido, los perritos.

La perdida de Stitch no ha sido fácil para Easton, pero muchísimo menos para Cookie, pues ella indudablemente ha mostrado signos de depresión y amargura, ya casi no juega, se la pasa mucho acostada y a ratos llora y ladra como si los sentimientos se apoderarán de ella, sin embargo, su familia no la deja sola y está haciendo todo lo posible para que juntos superen esta gran pena. 

Le hemos estado dando mucho amor y atención. Estamos superando el luto. – Dijo Easton a The Dodo.

EasyBreasy

Fuente: TheDodo.