fbpx

Esta chica salvó a una rinoceronte bebé huérfana, la bebé la ama y no se desprende de ella

Cuando salvas una vida, te sientes el ser humano más feliz del universo.

Jamila ya ronda los tres años, pero sigue sintiéndose como la pequeña bebé de Jamie Traynor, su rescatadora y la mujer que le da sentido a The Rhino Orphanage, el primer lugar dedicado a rescatar a bebés rinocerontes en Sudáfrica.

Con solo 26 años, es una de las personas vitales en la organización que se dedica a rescatar a bebés y adultos que han sido víctimas directas o indirectas de uno de los fenómenos más recurrente en esa zona del continente: la caza furtiva.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Traynor (@j.traynor)

Se ha ganado su lugar en la manada.

Jamie es una joven sudafricana que creció amando los animales y la naturaleza que la rodeaban. Aunque siempre fue cercana a ese estilo de vida, fue hasta cuando creció que decidió convertirlo en todo su mundo. Hace unos cuantos años empezó a estudiar para convertirse en médica veterinaria y, desde mucho antes, ya era voluntaria en The Rhino Orphanage, un lugar donde ha podido ser partícipe de muchos de los dolorosos rescates para salvar a pequeños rinocerontes de las manos malvadas de la caza ilegal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Traynor (@j.traynor)

Nandi, Neni, Davi, Charlotte o Ray Ray son solo algunos de los rescates con los que Jamie ha logrado una conexión que la ha hecho parte de ellos, sin embargo, en su experiencia ya se suman cientos que la consideran parte fundamental de sus vidas. Como su cuidadora principal, la mujer no solo se encarga de hacerlos sobrevivir en sus primeras semanas, también lleva la labor de adaptarlos a su vida salvaje: está en sus manos prepararlos para un futura vida en su hábitat natural.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Traynor (@j.traynor)

Hacerlo implica todo su tiempo: Jamie duerme poco porque constantemente los rescates son en medio de la madrugada, cuando un bebé llega al orfanato es la encargada de dormitar junto a él y alimentarlo cuantas veces sea necesario, además, también es la persona en la que más confían, dejándola interactuar con ellos hasta en sus siestas de la tarde o en alguno que otro juego cuando ella les agradece con unos cuantos besos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Traynor (@j.traynor)

Pasarán los años y ella seguirá siendo la pequeña de Jamila.

A pesar de su complicidad y su amor por los rinocerontes, hay un caso que conmovió al mundo entero y puso en el ojo público a la asombrosa Jamie. Se trata de Jamila, una pequeña rescatada a finales de 2018, pocas semanas después de nacer cuando su mamá fue capturada por cazadores furtivos y, lamentablemente, no pudo sobrevivir.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Traynor (@j.traynor)

Aunque la pérdida de Jamila fue devastadora, Jamie estuvo ahí para sostener su pequeño y robusto cuerpo en las noches frías en las que la pequeña ya no podía refugiarse en su mamá. La mujer no solo fue su mamá sustituta, se convirtió en su amiga y su mayor cómplice para los momentos de diversión y lodo, de pequeñas siestas y momentos cariñosos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Traynor (@j.traynor)

Actualmente, Jamila tiene tres años. Su cuerpo pesa más de una tonelada y ya no es tan fácil que duerma encima de Jamie, sin embargo, sigue siendo la consentida a la que la joven le presta su cuerpo de vez en cuando para ser su almohada favorita. De hecho, Jamie y su nobleza se han ganado el lugar en el gran grupo de rinocerontes como la mejor persona para tomar una siesta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Traynor (@j.traynor)

La labor de Jamie es asombrosa, es por heroínas como ella que aún creemos en la nobleza de la humanidad. Gracias por rescatar a una especie que tanto te necesita.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jamie Traynor (@j.traynor)

Fuentes: Jamie Traynor