fbpx

Esta es la cara de un perrito rescatado cuando sabe que se dirige a su nuevo hogar

Por fin descansó.

Una tranquila tarde de agosto de 2018, la vida de Anand Raman cambió por completo. El hombre originario de India, tenía planeado visitar a su hermana en el trabajo luego de una mañana calurosa en Dubai, su lugar permanente de vivienda, pero, contrario a lo que pensaba, terminó salvando la vida del pequeño Snowy en las condiciones más inesperadas. Hoy, asegura que la suerte estuvo de su lado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anand Raman 🎙 (@anandraman_) el

Como amigos de toda una vida.

Dubai está ubicada en los Emiratos Árabes Unidos, una zona desértica con altas temperaturas constantes durante todo el año, sin embargo, para julio y agosto, el verano llega y el calor incrementa, alcanzando un promedio de 41 grados durante el día. Fue en esas condiciones que Anand, se dirigió esa tarde a las oficinas donde trabajaba su hermana donde tuvo que esperar durante algunos minutos a que ella saliera.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anand Raman 🎙 (@anandraman_) el

El calor era insoportable y, tanto los trabajadores como los transeúntes, buscaban lugares que les proporcionaran sombra para descansar durante un rato del intenso clima. Fue allí cuando Anand se cruzó con el destino al observar que, no solo los humanos estaban ocultándose de los rayos del sol, también un pequeño y maltrecho perrito se escondía debajo de un carro que estaba estacionado al lado de los grandes edificios.

Estaba debajo de un auto comiendo sobras que algunos de sus trabajadores le habían dejado. Su pelaje estaba enmarañado y sus piernas no estaban del todo bien. – Comentó Anand a The Dodo.

El pequeño peludito parecía huir de la mirada de los humanos intentando sobrevivir al inclemente sol y, también, al hambre que sufría al ser un perrito callejero. A pesar de su miedo y su debilidad, todo cambió cuando vio a Anand y lo interesado que estaba en él. De inmediato, el perrito transformó totalmente su ánimo y se lanzó hacia el hombre con la misma emoción que manifestamos cuando no vemos a un gran amigo por mucho tiempo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anand Raman 🎙 (@anandraman_) el

Se me acercó con una disposición curiosa pero emocionada, moviendo la cola con entusiasmo. Este comportamiento suyo es lo que inicialmente me hizo enamorarme de él. Luego nos sentamos allí por un rato en la acera y él estuvo contento con recibir mis caricias por un tiempo. Lo llevé al auto y de inmediato se quedó dormido sobre mi hombro. -Dijo Anand a The Dodo.

La química y el amor entre los dos apareció de inmediato, Anand y el pequeño parecían viejos conocidos y el perrito parecía sentir la confianza que no había logrado entablar con ningún otro humano durante mucho tiempo, a juzgar por  su condición física de aquel momento. Aún con debilidad y problemas médicos evidentes, el peludito se sentía muy cómodo dándole abrazos a Anand a quien, sin quererlo, le había cambiado la vida.

Fue cuestión de instinto y mucho amor.

Tan pronto como el pequeño subió al auto con el hombre, se quedó dormido sobre su hombro. En ese momento, Anand supo que la primera parada debía ser en una clínica veterinaria.

Con la ayuda de su hermana y su cuñado, lo trasladó a un centro de salud donde el diagnóstico encajaba con ese perrito maltrecho, débil y sucio que habían acabado de encontrar en la calle: debido a la desnutrición en estado avanzado, tenía raquitismo en sus patitas delanteras, pero, las esperanzas de recuperarse eran muy alentadoras, por lo cual, Anand decidió llevarlo a casa para cuidarlo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anand Raman 🎙 (@anandraman_) el

En ese momento, la relación de complicidad en ambos formó un vínculo inquebrantable.

El hombre decidió adoptarlo y llamarlo Snowy después de un baño profundo en el que descubrió que, en realidad, el peludito era de un color tan blanco como la nieve. Todo ese tiempo, su apariencia había estado oculta tras una capa de suciedad que nadie se había atrevido a quitar. 

Desde ese momento, Snowy comenzó un proceso de adaptación que no fue nada fácil: le costaba encontrar un espacio en su nuevo hogar y permanecía en un rincón, además, al salir a dar paseos tenía la idea de que lo iban a volver a dejar en la calle, por lo cual, se hacían trayectos cortos y nada agradables. Su situación demostraba lo mal que la había pasado.

Conseguir que se adaptara a una casa al principio no fue fácil. No estaba seguro de a dónde ir y qué explorar, así que simplemente se sentaba en un rincón. Cuando lo llevaba a caminar, estaba constantemente aterrorizado de que lo dejara en la calle, así que me quitaba la correa y corría de regreso al estacionamiento de nuestro complejo de edificios. -Confesó Anand a The Dodo.

Después de múltiples intentos y dos meses de no rendirse en la búsqueda de bienestar para su nuevo hijo peludito, Anand y Snowy pudieron encontrar el equilibrio y la paz que tanto necesitaban juntos.

Actualmente, es un perrito juguetón que encontró en aquel hombre una oportunidad de revivir.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Anand Raman 🎙 (@anandraman_) el

Las enfermedades se han ido y su linda carita es protagonista de varios momentos en las redes sociales de su familia. Esperamos que sus fotos con sus hermosas orejitas y los grandes abrazos con su padre sigan llenándonos de vida también a nosotros.

Fuentes: Anand Raman, The Dodo.