Esta gatita cambió de color ante los ojos incrédulos de su aterrada humana

Elli es una gatita muy especial y aunque todos los animalitos lo son, cuando leas su historia, te darás cuenta que ella lo es aún más. Su vida comenzó, como la de muchos animalitos, con un panorama gris y triste. Ella y su hermanita nacieron en una granja en Alemania, donde lamentablemente las tenían en muy malas condiciones..

Instagram/elli.vitiligo

Sin embargo, la suerte les sonrió en un momento clave, pues Nicole Böhm, una amable mujer, las vio y decidió llevarlas consigo a casa.

Instagram/elli.vitiligo

Ambas gatitas eran negritas con manchitas blancas, las dos se pusieron muy saludables y desarrollaron una manera de ser muy dulce y agradecida con su dueña. Vivían felices, pues Nicole las consentía mucho, jugaba con ellas y les daba muy buena comida.

Cuando Elli cumplió un añito de edad, Nicole se percató de que le había salido una manchita blanca en su lomito completamente negro, esto la alarmó y por ello la llevó de inmediato al veterinario.

Instagram/elli.vitiligo

Ella tenía un pelaje tipo esmoquin como su hermana. Nada inusual, –  dijo Böhm a The Dodo. El cambio comenzó aproximadamente un año después del nacimiento.

Allí le informaron que efectivamente la gatita tenía una condición rarísima en animales, llamada Vitiligo, la cual hace que la piel (en este caso, el pelito) se despigmente, es decir, pierda su color.

Era solo una pequeña mancha blanca en la espalda, no sabía por qué, así que la llevé al veterinario. – Comunicó la dueña de Elli.

Instagram/elli.vitiligo

Cuando esta condición aparece en animales suele estar ligada a otros problemas de salud, pero afortunadamente en el caso de Elli, sólo afectó el color de su pelaje, del resto, la gatita estaba muy bien.

Esto alivió mucho a Nicole, pues a ella no le importaba el aspecto de su gatita, lo único que le interesaba era que estuviera sana y feliz.

Los días fueron pasando y a Elli le siguieron apareciendo manchitas blancas, Nicole pensaba que esto sería todo, pero estaba muy equivocada, pues el asunto apenas comenzaba.

Con el pasar del tiempo la gatita pasó de ser una peludita negrita a ser prácticamente blanca en su totalidad. En el intermedio de su transformación, desarrolló un color muy peculiar que la hacía ver increíblemente hermosa y única.

Instagram/elli.vitiligo

Hoy en día es casi totalmente blanca, parece otra gatita, sin embargo, Nicole sabe que sigue siendo la misma porque su personalidad cariñosa y alegre no cambió ni un poquito.

Su personalidad es la misma de siempre. A ella el asunto no le importa, – dijo Böhm. Es tan linda, encantadora y tan juguetona como el primer día.

Instagram/elli.vitiligo

Su hermanita no cambió para nada, sigue manteniendo los mismos colores con los que nació.

Instagram/elli.vitiligo

Estamos totalmente de acuerdo con Nicole, quien resalta que poco importa el aspecto de un animalito, todos son hermosos, porque son los seres más puros y bellos del mundo.

Instagram/elli.vitiligo

Ella por su parte se siente muy orgullosa de tener una gatita tan única y especial como Elli.

Su cambio sigue ocurriendo todos los días, y la quiero más y más, – Finalizó Nicole.

Instagram/elli.vitiligo

Fuente: Elli Vitiligo, TheDodo.