Estaba durmiendo una siesta, cuando despertó una gatita desconocida dormía encima

Ali Safa, un chico australiano, tenía planeado pasar un placido día de descanso en su casa, pero una gatita lo sorprendió y convirtió su día en una experiencia que recordará para siempre. Su vida y la de ella cambiaron en ese momento, cuando el destino los convirtió en compañeros de siesta.

El joven se disponía a dormir un rato, pero vio que en su jardín el sol estaba cayendo y la brisa refrescaba el aire, fue entonces cuando decidió salir y sentarse por un momento, sin darse cuenta, se quedó dormido y unas horas después, cuando despertó, se dio cuenta que una preciosa gatita chiquita, de color blanco, dormía sobre su regazo.

Ali Safa

Estaba tomando una siesta en el balcón de nuestra casa y unas dos horas después, me desperté y la encontré dormida. Al principio, pensé que era una rata, dijo Safa a The Dodo.

La bebé estaba ronroneando y se veía que realmente disfrutaba de su sueño en la que había escogido como su nueva cama, es decir, Ali.

Realmente nunca tuve una mascota y soy un poco solitario, así que tampoco tengo muchos amigos, dijo Safa. Mientras ella dormía, escuché el sonido de los» ronroneos «que hacen los gatos y fue la cosa más linda que he escuchado.

Al joven la situación le causó gracia y moviéndose muy lentamente para no despertarla se dio maña de tomarse una foto, la cual más tarde subiría a Reddit.

No me molestó realmente si ella tenía pulgas o algo así porque pensé para mis adentros, ‘Si ella tiene pulgas, probablemente ya tenga pulgas yo también, así que no importa’, – dijo Safa.

Unos momentos después la pequeña gatita se despertó, lo miró fijo a los ojos y maulló como intentando decirle algo.

Ali Safa

Lo primero que hizo fue bajarse del sofá, mirarme a los ojos y comenzar a maullar sin parar durante 20 segundos, – escribió Safa en Reddit. Ella obviamente tenía hambre, así que adivina quién le compartió las alitas de pollo que hizo mi madre.

Como estaba toda sucia y flaquita, Ali supo que era una callejerita y que seguramente lo que le estaba pidiendo era comida, no tardó en compartirle de su propio almuerzo.

Encariñándose poco a poco con la tierna gatita, decidió darle un baño, ella se portó muy pero muy juiciosa y cuando se hubo secado, Ali se dio cuenta que tenía un lindo pelaje blanco con manchitas grises.

Realmente no hay reglas en mi familia en contra de tener mascotas y parecía que ella necesitaba un hogar, así que yo pensé: ‘Al diablo, me quedo con ella’, – dijo Safa.

Fue entonces que supo que ya no había vuelta atrás, la gatita se había ganado su corazón y él se sentía incapaz de devolverla, viéndola tan pequeña e indefensa, a las calles, por eso decidió adoptarla y darle un hogar donde pudiera estar protegida y feliz.

Todo lo que puedo decir es que ella es la gata más divertida con la que he jugado, – dijo Safa. Todo lo que ella hace es andar a mi alrededor todo el día queriendo que la consienta o para jugar. Estoy en mi computadora portátil trabajando y ella simplemente salta sobre mi teclado y se sienta entre mis brazos, – agregó Safa. Tomarla y dejarla en el suelo no es de ayuda porque simplemente saltará de nuevo hasta que consiga las caricias que quiere. – Finalizó el joven australiano.

Ahora los dos juegan todo el día y la gatita no se desprende ni un solo segundo del humano que escogió, primero para dormir una siesta, luego para pasar junto a él el resto de su vida. Les deseamos mucha suerte a los dos.

Ali Safa

Fuente: Reddit, TheDodo.