fbpx

Este es el primer momento en que un cangurito asoma la cabeza al mundo desde su bolsa

La vida en todas sus formas es la cosa más asombrosa que existe en el mundo.

Celebrar el nacimiento de un hijo es un acontecimiento importante para todas las especies, sin embargo, hay una gestación bastante asombrosa en el mundo natural y es la de los canguros. Principalmente por su corto tiempo de gestación dentro del útero que es de 36 días, seguido de los ocho meses que permanece en el marsupio (bolsa) de su madre.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Aussie España (@aussie_es) el

Un milagro de vida en el reino animal.

Para ser un poco más claros en cuanto al nacimiento de los canguros, el paso del útero al marsupio, es una acción que deben realizar los embriones siguiendo una marca que ha dejado su madre, sin embargo, es algo que realizan completamente solos. La duración del recorrido varía según la especie y aunque la distancia no es larga, no siempre las crías alcanzar a llegar debido a su frágil y pequeño cuerpo.

De no ser así, la mamá canguro no podrá ayudarlos de ninguna manera, pero si consiguen alcanzar el marsupio, vivirán allí unos meses de total tranquilidad. Dentro de la bolsita tienen todo lo que necesitan para crecer sanos y fuertes, leche materna y por supuesto el calorcito de mamá, hasta que llegue el momento de conocer el mundo.

Bienvenidos sean todos los que llegan a alegrar la tierra.

Recientemente, un parque de reptiles en Australia, tuvo la oportunidad de presenciar el mágico momento en que un canguro vio la luz del sol por primera vez. Con un poco de temor, el pequeñín sacó la cabeza de la bolsa y aunque la luz encegueció un poco su vista, rápidamente sus ojitos se acostumbraron y él se empezó a familiarizar con el paisaje que vería por el resto de su vida.

Completamente lampiño, a excepción de sus bigotitos y con ojos negros, su carita de asombro e inocencia no se compara con nada y aunque de seguro muchas cosas le causan curiosidad, por el momento quiere mantenerse en la comodidad de su bolsita, observando todo a su alrededor y pensando en cómo interactuar con todo ello que ve cuando sea la hora.

Las ganas de conocer todo lo que lo rodea depende únicamente de él, pues será quien decida en que momento dar su primer salto fuera de la bolsita de su mamá. Por suerte durante un buen tiempo contará con su compañía y vigilancia, ella de seguro le irá mostrando lo que es seguro y lo que no.

Este es un nuevo ejemplar que se une a la enorme población de canguros en Australia, seres que en ese país son considerados como una de las especie más importantes.

A continuación te dejamos el video de la primera aparición de este pequeñín.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Australian Reptile Park (@australianreptilepark) el

Fuente: Australian Reptile Park.