fbpx

Estudio afirma que los gatos si entienden su nombre pero prefieren ignorarte

Mmm… yo ya me lo sospechaba 😑

Un estudio realizado por un grupo de investigadores japoneses liderado por Atsuko Saito, fue publicado recientemente por la revista de investigación Scientific Reports, el estudio se realizó en la Universidad de Sofía, ubicada en Tokio.

El estudio concluyó que los gatos si entienden su nombre pero que no siempre quieren responder a él, incluso cuando son llamados por personas que ellos no conocen, es decir, ellos deciden cuando dirigirse hacia nosotros después de que los llamamos y cuando ignorarnos. 

El estudio se realizó en hogares y refugios para gatos, participaron 78 gatitos diferentes pero sus reacciones fueron todas iguales.

Pixabay

¿Cómo fue el experimento que realizaron y a que conclusiones llegaron?

El experimento se realizó en dos facetas, la primera consistía en visitar hogares que tenían uno, máximo cinco gatitos en casa, la segunda tenía como propósito visitar refugios para gatos, en ambas facetas la intención era pronunciar el nombre del minino acompañado por otras cinco palabras con una estructura y entonación similar a las del nombre del animalito.

El fin era conocer la reacción de los mininos con cada palabra que se decía y ver si la reacción era la misma sin importar quién las pronunciaba, pues las palabras las dirían tanto los papás del gatito, como los investigadores.

En la primera faceta los investigadores se dispusieron a ser los primeros en pronunciar las cinco palabras, después las dirían los papás del gatito, en ambas rondas, ellos reaccionaron de la misma forma. A las primeras 4 palabras, de las cuales ninguna correspondía a su nombre, el gatico se mostraba indiferente, sin embargo, a la quinta palabra pronunciada, aquella que era su nombre, el minino mostraba manifestaciones de atención como maullar, mover las orejas o la cola y en casos con los que se contaba con suerte, los gatitos caminaban hacia quién los estaba llamando.

Pxhere

En la segunda faceta, los investigadores se dirigieron a grupos de varios mininos, trataron en lo posible de no hacer cambios en su entorno, más bien los dejaron actuar como lo hacen en su rutina común.

Conformaron grupos de a cinco gatitos, en este caso fueron también nombradas cinco palabras diferentes, sin embargo, la diferencia estuvo en que esta vez eran los cinco nombres de los mininos, esperando que cuando fuera pronunciado el nombre del gatito al que le correspondía dicho nombre, este reaccionará al llamado.

Nuevamente los resultados fueron parecidos a la primera faceta, pues la mayoría de los felinos respondieron a su nombre, sin embargo, no todos los gaticos reaccionaron al que era su nombre, sino más bien reaccionaban en general cuando sentían que estaban siendo llamados.

Esto lo explican los investigadores como algo natural debido a que conviven con muchos animalitos, lo que hace que se habitúan a las palabras que en general son nombradas en su entorno y no a una en particular. De igual forma siguen concluyendo que en efecto ellos si comprenden cuando son llamados.

Los gatos son tan buenos como los perros para aprender, solo que no son tan dispuestos para mostrar lo que han aprendido.  – Asegura John Bradshaw, biólogo especialista en en interacciones entre humanos y animales y participante del estudio.

Pexels

Fuente: ScientificReports.