fbpx

Greenpeace señala a Oreo como uno de los culpables de la extinción de los orangutanes

Los proveedores de galletas habrían destruido 70.000 hectáreas de su hábitat.

Los proveedores de aceite de palma de la multinacional Mondelez, los cuales también son fabricantes de las famosas galletas Oreo, han destruido durante los últimos años, según un estudio realizado por Greenpeace, casi 25.000 hectáreas del hábitat de los orangutanes en sólo Indonesia.

El informe también ha revelado que entre el 2015 y 2017, 22 de estos proveedores han destruido un total aproximado de 70.000 hectáreas de la  selva tropical, lo que representa un área mayor a la ciudad de Chicago, la cual es de a penas 60.000 hectáreas.

El estudio les permitió descubrir que durante los últimos 16 años, los orangutanes se han reducido a la mitad de la población.

Pixabay

Los proveedores Mondelez, también han sido acusados de explotación infantil y explotación laboral, incendios forestales, deforestación y toma de tierras ilegal.

La ciencia ha determinado que la deforestación tropical causada por la producción de aceite de palma es una amenaza para los orangutanes y muchas más especies silvestres en peligro de extinción, como lo son el tigre de Sumatra y el rinoceronte de Sumatra. Debido a que dicha forestación produce la mayor cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero al año, más que toda la de la Unión Europea.

El reciente estudio demostró además que las diferentes variaciones de orangutanes, tanto la Sumastra, como la recién descubierta orangután de Tapanuli, han perdido más de la mitad de su hábitat entre los años 1985 y 2007.

Es indignante que, a pesar de que hace diez años prometió limpiar su cadena de suministro de aceite de palma, Mondelez todavía está comerciando con destructores de los bosques. Nuestra investigación ha descubierto que los proveedores de Mondelez están todavía deforestando las selvas tropicales y destruyendo el hábitat del orangután, lo que lleva a estas hermosas e inteligentes criaturas al borde de la extinción. Literalmente, están muriendo por culpa de una galleta. – Expresó Kiki Taufik, el director de la campaña de Bosques de Greenpeace en el sudeste asiático.

Pixabay

También se reportaron comentarios por parte de Miguel Ángel Soto, director de Greenpeace en España, él asegura que Modelez debe reemplantear una nueva manera de generar sus producciones sin destruir las selvas tropicales.

La protección de las selvas tropicales es vital para la biodiversidad y el clima del planeta. Seguir plantando palma aceitera a costa de talar la selva está agravando la crisis climática y llevando a algunas especies protegidas al borde de la extinción. El director general de Mondelez International, Dirk Van de Put, se había comprometido con los consumidores a ofrecer ‘aperitivos correctamente elaborados’. Pero no hay nada correcto en una galleta o un aperitivo hechos con un producto que ha destruido la selva, quitandole la vida a los orangutanes y aumentado la temperatura global. Esto es una llamada de atención para que Mondelez y otros grandes fabricantes de productos de gran consumo tomen medidas y cancelen sus compras de aceite de palma a Wilmar hasta que este proveedor pueda demostrar que su aceite de palma no destruye la selva tropical. En última instancia, si las grandes marcas no encuentran suficiente aceite de palma ‘limpio’ para fabricar sus productos, entonces deben comenzar a usar menos.– Comentó Miguel.

Pixabay

Fuente: Greenpeace.