fbpx

Hizo falta una bodega con 9 toneladas de marfil para que Singapur prohibiera su tráfico

Miles de sacrificios de elefantes para que el tráfico llegara a su fin.

Un mes después de que las autoridades de Singapur decomisaron una carga de marfil de 9 toneladas que procedía de la República Democrática del Congo, determinaron la prohibición total del comercio de marfil, sin ninguna excepción.

Este decomiso  se registró como el más grande de la historia, el cual correspondió a 9 toneladas, que se relacionan con aproximadamente 300 elefantes fallecidos.

El Diario

La nueva norma estará vigente a partir del 21 de septiembre del 2021, la medida fue tomada gracias a que el Departamento de Parques Nacionales mostró su inconformidad con lo sucedido y exigió que el Estado se uniera a la lucha contra el comercio ilegal de especies.

A pesar de que Singapur acogió la prohibición de comercio internacional de marfil en 1990, en virtud de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), los comerciantes, al igual que los civiles, podían vender y utilizar objetos hechos con colmillo de elefante si las piezas eran  importadas al Estado antes de la fecha de la prohibición. No obstante, la nueva regulación, exige una total prohibición sobre el comercio de marfil, sin excepciones, es decir, Singapur nunca más volverá a ver marfil utilizando en nada más que en los colmillos de elefantes vivos.

El Diario

La maravillosa medida se determino coincidencialmente el mismo día que se celebra el día de los elefantes, lo que hace que ahora si estos animalitos tengan una razón para celebrar.

La prohibición significa que la venta de marfil de elefante y productos de marfil, así como la exhibición pública de marfil de elefante y productos de marfil con el propósito de la venta estarán prohibidos. – Expresó la Junta de Parques Nacionales de Singapur en un comunicado.

El Diario

Los comerciantes pueden donar el marfil o los productos hechos con estos que aún poseen, a instituciones educativas o de conservación.

La nueva norma también dejo en claro que los los infractores pueden enfrentar una pena de prisión o pagar elevadas sumas de dinero que corresponden a multas.

Maureen DeRooij, directora ejecutiva en Singapur del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), aplaudió la decisión, asegurando que es una gran paso a favor no sólo para Singapur, sino también para la conservación y el respeto de los animales.

Es un paso importante para proteger la vida silvestre, y más aún teniendo en cuenta que siguen disminuyendo las poblaciones de animales, lo que envía una señal fuerte sobre la urgencia de detener el tráfico de animales.– Aseguró Mauren según El Espectador.

El Diario

Aproximadamente a 100 elefantes africanos se les arrebata la vida al día, la práctica es realizada por cazadores furtivos que buscan marfil para poder venderlo a altas sumas de dinero, pues dicho marfil es utilizado como un material precioso y muy valioso para crear y usar joyas y adornos lujusos. Se estima que la población de estos animales es de solamente 400.000 ejemplares, lo cual exige tomar medidas urgentes, no sólo en Singapur sino en todo el mundo.

El Diario

Mira a continuación un emotivo vídeo creado por WWF.

Fuente: El Espectador.