fbpx

Inspector en Colombia ordenó devolver perrito rescatado a la familia que lo maltrataba

No les pareció suficiente prueba un video donde se ve claramente lo sucedido. El perrito ya estaba reubicado con una familia que lo amaba… esto da mucha rabia 😡😡😡

Lucky es un bulldog francés que, con solo cuatro meses de vida, ya ha tenido que pasar por el peor de los procesos y maltratos por parte de personas insensibles. Su caso se hizo relevante y conocido en Bogotá, capital de Colombia, gracias a la pareja que se ofreció a ser su hogar de paso después de su rescate, sin embargo, el perrito no tuvo un final feliz y hoy las denuncias de Juan Sebastián Ospina y Camila Yepes son todo lo que puede salvarlo de un trágico desenlace.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Juan Sebastian Ospina V. (@juanseospinav) el

La esperanza de un nuevo lugar con un trato adecuado.

Juan Sebastián Ospina y Camila Yepes recibieron a Lucky el 4 de agosto del presente año para convertirse en su hogar de paso con la posibilidad de volverse su familia permanente. El proceso, en el que ellos estuvieron involucrados desde el primer momento, se dio en medio de una lucha incansable de la concejal animalista Andrea Padilla Villarraga y el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal para rescatar al pequeño de un hogar que no le estaba dando el trato que merecía.

Juan Sebastián Ospina

Con apenas mes y medio de vida y ocho días en su nuevo hogar, los vecinos del perrito y su familia, evidenciaron mediante videos, que nos abstenemos de colocar para evitar herir susceptibilidades y que pueden encontrar en Internet, comportamientos que mostraban actitudes agresivas hacia el pequeño cachorrito que, mientras era empujado y sujetado con demasiada fuerza, no podía hacer nada más que llorar. Estas pruebas, llegaron a manos de la concejal que, de inmediato, se puso en la tarea de hacerlo visible para obtener la ayuda del Instituto Distrital.

Juan Sebastián Ospina

Afortunadamente, el ente correspondiente vio la gravedad del asunto y decidió conseguir una orden para rescatar al animalito, que fue dejado en manos de Protección Animal y, a los pocos días, fue entregado en el hogar amoroso y responsable de Juan y Camila.

Un fallo inaceptable y absurdo.

Para la pareja, los malos tratos recibidos por Lucky eran palpables incluso en el ámbito físico: sus uñas estaban mal cortadas y presentaban rastros de sangre, sus bigotitos habían sido arrancados y, además, era víctima de un fuerte temblor producto del miedo que sentía cuando cualquier humano se acercaba a él.

Juan Sebastián Ospina

A pesar de la tristeza que su comportamiento generaba, Juan y Camila hicieron todo lo posible para brindarle un poco más de tranquilidad que, por fortuna, empezó a mostrar tres días después de llegar a ellos. Aunque sus traumas pasados podían ser muy fuertes, el amor que le brindaban ambos le dio más confianza y, rápidamente, se convirtió en el consentido de la casa. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Camila Yepes (@cami_yepes) el

Desde ese momento, Lucky fue un perrito feliz que no se despegó de sus papás en ningún momento. Todo parecía indicar que su adopción oficial estaba cerca, sin embargo, dos meses y nueve días después de llegar a la vida de Juan y Camila, un nuevo avance en el caso los dejó estupefactos: el inspector a cargo había decidido devolverlo a su familia original donde se había evidenciado el maltrato.

Sin explicaciones claras o alguna luz sobre el porqué del terrible beneficio a su antiguo hogar, Juan y Camila fueron notificados el 13 de octubre para entregar a Lucky en un plazo de tiempo establecido. En ese momento, la pareja se volcó a las redes sociales para tratar de recibir ayuda con el caso y, aunque miles de personas lo divulgaron y fueron de gran ayuda para su conocimiento público, una semana después el peludito fue entregado nuevamente a estas personas de las que lo habían rescatado un par de meses atrás.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Juan Sebastian Ospina V. (@juanseospinav) el

El caso, totalmente indignante y descorazonador para Juan, Camila y todos los que siguieron la historia desde el principio, fue llevado hasta las últimas instancias por sus abogados y miembros de Rescate Animal en Bogotá, sin embargo, la organización distrital no dio su brazo a torcer y, actualmente, Lucky está con la familia de la que fue arrebatado por su inapropiada conducta hacia él.

A continuación puedes ver un video de Juan y Camila explicando la conclusión del caso:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Juan Sebastian Ospina V. (@juanseospinav) el

La pareja sigue insistiendo para que la situación cambie en algún momento, en especial por el bien del pequeño al que aman con todo su corazón, sin embargo, dicen que la decisión está tomada y que es muy difícil que ellos leguen a ganar. Un caso muy triste en el que, lo único que esperamos todos, es que Lucky no resulte afectado por las consecuencias de la desastrosa decisión.

Fuentes: Juan Sebastián Ospina.