Kenia impondrá pena de muerte a cazadores ilegales de animales en peligro de extinción

La medida se anunció luego de que las cifras mostraran que pese a las leyes que ya existen y que multan con altas sumas de dinero a quien no las cumpla, han sido completamente ineficientes pues el aumento de la cacería no sólo se ha incrementado sino que se ha extendido a otras especies que ahora también se encuentran en peligro de extinción.

Pixabay

En el pasado 2018, el ministro de turismo y vida silvestre de Kenia, Najib Balala anunció que se adelantaría un proyecto de ley en el Senado para que las penas por cacería de animales en vía de extinción pasaran de multar a los infractores con sumas de dinero o imponerles cadena perpetua, a aplicarles la pena de muerte.

Por un lado, el anuncio fue celebrado por parte de los grupos ambientalistas y de conservación de la fauna silvestre, quienes dijeron que este tipo de medidas son ejemplares y muy necesarias teniendo en cuenta que lejos de mejorar el tema de la cacería, el problema atenta contra las especies de siempre, como los elefantes y los rinocerontes, pero ahora también se ha puesto en peligro a otras como las jirafas; también aseveraron que otros países como el Congo deberían adoptar esta medida ya que allí según National Geographic, casi 30,000 elefantes mueren anualmente debido a la caza furtiva.

Pixabay

Sin embargo, por otro lado, los grupos defensores de derechos humanos y la ONU misma han rechazado la medida, ya que esta institución lleva varios años intentando organizar a los países adscritos a ella para que se haga un pacto de abolición de la pena de muerte a nivel global y este anuncio resulta ser un traspié para lograr dicho objetivo. Además, los que están en contra, argumentan también, que las penas de muerte no han mostrado ser efectivas, por ejemplo, en la lucha contra el crimen; adicionalmente sostienen que el problema de la caza ilegal continuaría porque los cazadores suelen ser hombres muy pobres que no hallan más alternativa como forma de sostenimiento que esta y eventualmente serían reemplazados por otros en su misma condición, mientras que los cerebros de las organizaciones dedicadas a la repudiable actividad, continuarían libres y llevando a cabo su negocio.

Pixabay

No obstante, la sociedad en general es muy consciente de la importancia enorme que tiene la protección ambiental, no sólo para los animales vulnerados, sino para el sostenimiento del equilibrio de todo el planeta, por lo que impera encontrar una solución a tan grave problema y si la vía llegará a no ser la propuesta por el ministro, tendría que hallarse alguna otra, pues impera la necesidad de cambio en este sentido.

Por el momento, pese a las criticas que la iniciativa ha suscitado, Balala se ha mantenido firme en asegurar que no existe otro camino para frenar la cacería de animales en vía de extinción y que no pretende de ninguna manera, reversar su anuncio, al contrario, ha exhortado a que el Senado apresure el proceso para que la ley entre en vigor lo antes posible.

Pixabay

Fuente: Inquisitr.