fbpx

La ciencia confirma los beneficios para nuestro corazón cuando tenemos un perrito en casa

Nuestra intuición ya lo decía pero no podemos evitar alegrarnos por esta noticia.

En un estudio lanzado en septiembre del 2019 por el Centro Internacional de investigación de la Universidad St. Anne’s en República Checa, se afirma que los humanos que son padres de perritos tienen menos probabilidad de sufrir de enfermedades cardiovasculares. El documento, conocido como Kardiovize Brno 2030, se encarga de monitorear a la población de Europa Central y Oriental y de conocer los posibles riesgos relacionados al corazón y reducirlos al máximo para la siguiente década.

Pixabay

Perritos en casa, corazón contento.

Kardiovize Brno 2030 reunió a casi 2.000 personas en Europa con edades totalmente distintas y situaciones totalmente diferentes, entre los 25 y los 65 años, para hacer un monitoreo constante durante algunos años. El 44% de las personas escogidas eran hombres sin ningún antecedente de enfermedades relacionadas con el sistemas cardíaco, otro 24% de los individuos tenía al menos un perrito en su hogar y con estas características, los investigadores trabajaron bajo parámetros como salud cardiovascular, masa corporal, la dieta, los niveles de actividad física, la presión arterial, el tabaquismo y los niveles de colesterol; todo esto como un indicador para determinar si después de un par de años, había una diferencia considerable entre los que compartían sus vidas con peluditos y los que no.

Pixabay

Con dos años de espera y un grupo muy grande de médicos e investigadores científicos, los resultados fueron más que satisfactorios: mostraron que no solo se trata de tener un hijo peludo en casa, se trata también de los hábitos que los papás de estos pequeños dejan de tener como consecuencia de estar para ellos. El estudio comprobó que tener un perrito en tu vida implica fumar menos, ser más activo físicamente y tener niveles de glucosa y colesterol en sangre estables y buenos, todas estas características están asociadas con el buen desempeño del sistema cardiovascular y también, con una menor probabilidad de llegar a padecer patologías relacionadas en algún momento de la vida, en comparación con aquellos que no tienen un peludito.

Hay detractores, incluso para los peluditos.

De seguro hay algún amante de los gatos, las tortugas, los peces, los conejos o la infinidad de mascotas que podemos tener, que nos leerá y pensará en lo discriminatorio que estas conclusiones resultan. Sin embargo, aunque se trata de estudios científicos que no tienen posibilidad de modificarse, tranquilos, hay otros estudios que también demuestran los beneficios para la salud de tener otras mascotas de especies diferente a los canes y, de hecho, hay científicos, poco afines a este estudio, que afirman que las conclusiones no están directamente relacionadas con nuestros perritos, sino más bien, con el aumento de la actividad física que resulta de pasearlos y de jugar con ellos.

Pixabay

No hay que sacar tampoco del panorama que varios estudios también hablan de los problemas que pueden derivarse de la convivencia con mascotas, como por ejemplo, ataques de pánico, soledad, depresión, asma e incluso, obesidad. Así que, como dicen, para gustos los colores y nosotros como amantes de nuestros animalitos, confiamos plenamente en este último estudio que no solo nos tranquiliza a nivel de nuestra salud, también nos brinda alegría por lo afortunados que somos al tenerlos al lado nuestro.

Salud por partida doble.

Para que las conclusiones del estudio realmente puedan tener efecto en nuestras vidas, hay que ser totalmente responsables con quienes se convierten también en nuestros hijos: pasearlos de manera responsable, hacer ejercicio con ellos, mimarlos y no cansarnos de sus juegos, es parte importante de lo que el estudio nos plantea: haz feliz a tu perrito y él te dará muchos años de vida saludable y felicidad.

Pixabay

Fuente: CNN