fbpx

La hermosa despedida que le hizo este perrito a su viejo amigo humano

Hoy sus cuerpos terrenales se despiden pero sus almas son inseparables.

Bill Schiller fue un hombre que vivió experiencias muy difíciles causadas por su mala salud, tuvo una vida complicada de sobrellevar. Sin embargo, tuvo un angelito peludo que lo acompañó durante sus últimos dos años de vida, dándole los momentos más especiales, los besos más llenos de amor y la compañía más sincera. Ese angelito siempre le proporcionó tranquilidad y sonrisas infinitas.

Bill falleció en abril del 2019, fue despedido por su perrito con una lamida en su oreja, el beso era de duelo, pero también de profundo amor y agradecimiento con el hombre que le proporcionó un hogar y la amistad que todo perro anhela tener.

WCNC

Dos almas tristes se encontrarían para avivarse entre sí.

Anne Marie Sibthorp, fue la última pareja que tuvo Bill, ella lo acompañó durante muchos años y lo cuidó durante su enfermedad y el normal degeneramiento debido a su edad. Bill, fue diagnosticado con demencia en el año 2017 y a partir de ese momento Anne no se separó de su lado, cuidó de él en todo momento y trató de proporcionarle la mejor calidad de vida posible.

Al mismo tiempo Anne había rescatado un perrito de la calle en el mismo año, el animalito estaba solo, flaco y buscando en la basura qué comer. Anne no pudo ser indiferente a la situación de aquel peludito y se lo llevó a su casa, eso sí, tenía claro que únicamente le daría hogar de paso mientras se recuperada y luego le buscaría una casa que le pudiera dar la vida digna que el perrito merecía.

Lo que ella no sabía era que la vida tenía destinado unir a Bill y al perrito que recibió el nombre de Chief. Ambos estaban desolados y necesitados de una compañía que no requiriera de palabras ni explicaciones, sólo de compañía, caricias y miradas que reflejaran el amor, el respeto y la solidaridad que existía entre ambos.

WCNC

Después de que Bill fue diagnosticado con demencia, Anne decidió llevarlo a vivir a su casa. Ella reconocía que era un carga muy grande encargarse de un perro joven que tenía mucha energía y de un hombre que no podía valerse por si mismo, sin embargo, ella estaba comprometida con ayudarlos y acompañarlos hasta que ambos estuvieran en una mejor situación.

Anne seguía en busca de un hogar para Chief y de un instituto de ancianos para Bill, que pudiese ayudarlos y tratar su enfermedad. Ella había notado que desde que Bill llegó a casa Chief y él estrecharon una amistad, pero no le dio mayor importancia, sabía que la estadía de ambos era temporal.

Lo que si le inquietaba un poco era que Bill, aunque no hablaba demasiado, en su mirada reflejaba la ternura y la alegría que le proporcionaba el perrito, era claro que se estaba encariñando con el animalito y sería triste a la hora de separarlos.

Por otra parte, Chief también parecía muy interesado en acompañar a Bill, sobretodo en los momentos en los que él tenía una crisis, parecía como que el perrito sintiera que su función era quedarse ahí a ayudarlo y a hacerlo sentir un poco mejor.

Él tiene una sensibilidad sobre las personas. Él sabe cuando alguien está enfermo. Sabe cuando alguien es más débil que él y siente que debe cuidarlo. – Expresó Anne.

WCNC

Pasaron los días y la relación entre ambos se fue fortaleciendo, ya no había día que no estuvieran juntos, pasaban las horas jugando, el hombre se divertía mucho viendo al perro disfrutar de los juegos.  Cuando Bill ya se sentía cansado, Chief se acostaba a su lado para que lo consintiera, el perrito le gustaba sentir que el hombre lo acariciaba, pues el animalito sentía que así liberaba su energía positiva y podía transmitirle paz a su amigo.

WCNC

Chief comenzaba a desempeñar una importante tarea.

Debido a la enfermedad de Bill, él empezó a asistir a un instituto donde trataban de controlarle la enfermedad, ya todos sabían que no había cura, pero era importante que Bill recibiera sus controles y medicamentos.

Sin embargo, llegó un día en que las fuerzas del hombre no eran suficientes para regresar a casa, debieron hospitarlizarlo, pues su salud estaba declinándose con gran rapidez.

MailOnline

Bill no estaba abriendo mucho los ojos. Quiero decir, él estaba consciente, se podía hablar con él, pero estaba débil, – dijo Anne. – Tomé la mano de Bill, la puse sobre la cabeza de Chief y Bill sonrió. Y él solo lo acarició. – Complementó.

Cuando los otros pacientes que estaban en el lugar con Bill, notaron que el perrito parecía ser un sujeto mágico, pues realmente era evidente que Chief le proporcionaba mejoría y sobretodo serenidad al hombre, quisieron ellos también aprovecharse de la bonita energía del peludito.

Como por ejemplo, una paciente que sufría de una terrible depresión, ella estaba muy enternecida con toda la felicidad y el amor que llegaba a darle Chief a Bill, así que pidió unos segundos con el perrito para poder acariciarlo y sentirse ella también en compañía.

Tomó sus dos manos, y solo las pasó un poco por la cabeza y comenzó a sonreír, – Expreso Anne. – Sólo su gran cabeza lanuda hizo feliz a alguien. Eso es lo que él hace mejor. – Concluyó.

MailOnline

Bill no pudo resistir mucho tiempo más.

Bill era un hombre de avanzada edad, además de que su enfermedad lo llevó a un declive aún más acelerado que el de una persona común.

El hombre llevaba dos años gravemente enfermo y aunque su amigo hizo una gran tarea al hacer de su vida una experiencia más feliz, acompañándolo y cuidándolo, Bill no resistió más que dos años. El 8 de abril del 2019 Bill falleció en Huntersville,Estados Unidos, a los 76 años .

Este tipo de noticias son tristes e impactantes, una persona ha partido del mundo, sus seres queridos no volverán a verlo nunca más, ha dejado su cuerpo y se ha ido para siempre. Es una idea que eriza la piel y estremece el corazón.

Si nosotros, al escribir esta historia nos sentimos tristes por la partida de Bill, ¿Qué sienten sus seres queridos Anne y Chief?, ¿han podido sobrellevar el dolor de la perdida y han comprendido que Bill ahora está descansando y que sólo queda honrar su memoria?

Como era de esperarse, Chief asistió al funeral de Bill. Con mucha comprensión y dolor, el perrito estaba despidiéndose con profundo amor de su mejor amigo y papá.

En la siguiente imagen quedó capturado el momento en que Chief estaba diciendo adiós para siempre, su acto de respeto conmovió al mundo entero.

Nunca lo olvidaré. Estiró su cuello lo más que pudo y le dio a Bill sólo una pequeña y rápida lamida en su oreja, por supuesto, Bill no se movió, – dijo Anne. – Chief apoyó la cabeza junto a su cabeza y se quedó allí por un largor rato. – Comentó.

La fotografía fue tomada por una pequeña niña de 12 años llamada Nina Holcombe, ella es nieta de Anne, a su pequeña edad pudo percibir que frente a ella estaba sucediendo uno de los actos más sinceros y conmovedores que se pueden llegar a ver. Ella quiso capturar ese instante para siempre.

Por otro lado la funeraria está de acuerdo con que los animales de compañía son parte de la familia por lo que es indispensable que estén en el funeral de alguno de los integrantes de su familia, ellos por su parte, permiten el ingreso a los animalitos a sus instalaciones.

El profundo vínculo entre las mascotas y las personas es algo que he presenciado una y otra vez. Las mascotas lloran cuando pierden a alguien que aman, creo que el despedirse les ayuda a comprender las cosas. – Expresó James, director de la funeraria.

Anne, estuvo completamente de acuerdo.

Él tenía que decir adiós a su papá. Y eso fue importante, – dijo Anne. – Significó mucho para el Chief poder hacer eso. Él sabe ahora que papá está bien. – Complementó.

¿Qué pasará ahora con Chief?

Después de pasar el duelo por la perdida de su pareja, Anne comprendió que Chief hacía un gran trabajo al hacer sentir mejor a las personas. No sólo lo logró con Bill y aunque él siempre será su papá, Anne sabía que lo correcto era que el perrito continuara haciendo su magia con otras personas. Así lo hubiese querido Bill.

Así que actualmente Chief es considerado un perrito de terapia, asiste a muchas instituciones y es adorado por decenas de personas.

Hay algo en acariciar a un perro que nos hace relajarnos y darnos cuenta de que la vida es buena, – Expresó Anne. – Siempre digo que Chief no es el perro que quería, pero es el perro que Dios quería que tuviera y realmente ha demostrado ser así. – Finalizó.

WCNC

Fuente: JamesFuneralHome, WCNC.