fbpx

La mantis floral, un ser que solo habita África y los sueños de escritores de fantasía

Una chica en su jardín encontró uno de lo insectos más extraños y hermosos del mundo.

Los insectos son el grupo de animales más abundante del planeta representando, según estimaciones, el 90% de toda la fauna del mundo con un millón de especies registradas y otros 30 millones que se cree que aún no están catalogadas.

Su existencia no se abstiene de ningún ecosistema y son conocidos por sobrevivir bajo condiciones extremas de devastación para otro tipo de animales. A pesar de esta increíble variedad, muchos de ellos son una rareza en el mundo científico y se consideran tesoros para entender el magnífico funcionamiento del planeta entero.

Pixabay

Algunos de los ejemplares más interesantes de los que se tienen conocimiento, hacen parte de la familia mantidae y solemos conocerlos como mantis. Aunque su especie más controversial es la mantis religiosa común, que tiene un comportamiento carnívoro que suele demostrar, incluso, con su pareja durante el apareamiento, hay otros cientos de tipos en este grupo que nos pueden sorprender con sus extrañas y fascinantes características visuales, ese es el caso de la mantis floral.

Un golpe de suerte cara a cara.

La mantis floral es un conjunto de especies que se caracterizan por imitar la apariencia de las flores. Con al menos 11 ejemplares distintos registrados, cada uno de ellos se encarga de realizar una práctica conocida en la biología como mimetismo agresivo, un tipo de camuflaje distinguido por esconder al depredador en colores o patrones que atraen a sus presas. En este caso, estos insectos se encargan de copiar a flores como las orquídeas o, incluso, a las hojas secas de las plantas en otoño.

Philipp Psurek

Una de las especies más atractivas para las presas y para la vista humana es la conocida como flor espinosa u ojo de buey, una de las mantis florales más multifaceticas que presenta manchas con la forma del número 9 y la capacidad de manejar pesos más grandes que el de su mismo cuerpo. Encontrarlas no es fácil y su población se ve reducida a la parte sur y oriental de África.

Precisamente en Sudáfrica, una mujer llamada Margaret Neville caminaba por su jardín cuando, en medio de la revisión exhaustiva a sus plantas, se encontró con este insecto gigante que imitaba de manera perfecta una de las hermosas flores de lavanda del lugar. 

Cuando la vi, pensé que era una obra de arte exquisita. –Comentó Margaret a The Dodo.

Las fotos hacia el hermoso ejemplar no se hicieron esperar: los hipnóticos patrones de sus alas junto con los detalles de color lavanda en sus patas, se ganaron la admiración de los internautas que no dudaron en expresar su sorpresa por ver, algunos por primera vez, a la rara especie. 

Margaret Neville

Podrían llegar a ser más.

Además de las impresionantes fotos, este video muestra a detalle cada una de las preciosas características del insecto inofensivo para los humanos. Margaret, también relató que nombró a su nueva compañera como Miss Frilly por los asombrosos patrones de sus patas y que, había podido notar cómo tenía un nuevo pretendiente que también estaba visitando su jardín. Por lo pronto la mujer espera que su relación prospere y tal vez lleguen otros impresionantes insectos como Frilly a su hogar.

Este avistamiento del otro lado del mundo, solo nos demuestra lo mucho que nos hace falta por ver de nuestra increíble naturaleza.

Fuentes: Waterfall Retreat & Environmental Centre, The Dodo.