fbpx

Conductores descuidados están arrollando al casi extinto oso hormiguero en Colombia

La carretera es el principal enemigo del oso hormiguero en Colombia. 

César Rojano, coordinador de la biodiversidad en la fundación Cunaguaro, está trabajando en la conservación de los osos hormigueros, buscando las alternativas para ayudarlos y protegerlos a partir de iniciativas de concientización, pues en tan sólo una semana se registraron diez osos atropellados en las carreteras del Caribe y en las sabanas de Orinoquía, también se ha identificado que durante los últimos años, a partir del 2012, se han perdido aproximadamente 220 ejemplares de la especie debido a la misma causa.

Pixabay

Esta situación de inconsciencia hacia los animales silvestres, más la baja tasa reproductiva de los hormigueros que es de una cría al año, ha llevado a que estos estén catalogados como vulnerables y en peligro de extinción, pues desde hace unos años se han ido perdiendo entre el 30 y el 50 por ciento de la población.

Los hormigueros, además de ser un ser vivo que como todos, merece respeto y derecho por la vida, es un importante animal silvestre, cumple funciones importantes como son el controlar la población de insectos, como por ejemplo, el de las hormigas, pues este es capaz de comer 30.000 insectos en una sola noche.

Es importante hacer este control debido a que estos en gran magnitud, dañan los cultivos de alimentos de los campesinos.

Cuando retiras una especie que tiene un control tan fuerte sobre esa población, esta comienza a crecer y a ejercer presión sobre los cultivos de arroz y de palma y sobre la infraestructura de los campesinos, – explica César a Semana Sostenible.

Pixabay

¿Por qué estos animales son frecuentemente arrollados?

Las razones principales por las que estos animales son arrollados frecuentemente, se atribuyen a dos causas principales, la primera es la falta de conciencia ambiental y de respeto animal por parte de los ciudadanos a la hora de conducir. La segunda es que en el país, las estructuras de las carretas no están adaptadas para respetar la fauna y la flora, pues estas se encuentran atravesadas en medio del hogar de la naturaleza, también su diseño es completamente descubierto, permitiendo que cualquier animalito cruce la carreta, corriendo así un algo riesgo.

Hay gente que le gusta atropellar fauna, les genera una diversión extraña. Con estas personas estamos realizando una campaña que se llama «Yo protejo los hormigueros» en la que tratamos de que entiendan que eso es un problema, no una diversión, por eso les pedimos que conduzcan con cuidado en la noche, que atiendan las señales que indican el paso de animales por la vía y también que reporten cuando encuentren animales atropellados en la vía. – Expresó César a Semana Sostenible.

Pxhere

¿Existen soluciones viables a la problemática?

César Rojano y la fundación que él dirige, están tratando de generar políticas que ayuden a involucrar estructuras en los diseños de las carreteras, las cuales permitan a los animales cruzar de forma segura.

En las carreteras que ya están construidas es imposible lograrlo porque ya no hay plata, por eso el objetivo es que las que se están haciendo o las que vienen contemplen pasos de fauna en los lugares que se necesite. – Comentó César a Semana Sostenible.

Hasta el momento, ya han logrado algunos diálogos en busca de ayuda para los hormigueros con el Ministerio de Ambiente, la Agencia Nacional de Infraestructura y con la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), sin embargo, las respuestas no son del todo alentadoras, pues César afirma que no se concretan medidas y que no hay recursos suficientes para iniciar nuevos proyectos.  

Aún así, César no se da por vencido, sigue tratando de concientizar a los Colombianos de la gravedad de la situación, pues si no se generan cambios en la conducta y no se empieza a crear un respeto hacia la biodiversidad, los osos hormigueros pronto desaparecen de nuestro planeta.

Si no se crea un cambio, de 10 o 15 años los osos hormigueros se van a extinguir irremediablemente. – Concluye César a Semana Sostenible.

Wikimedia

Fuente: SemanaSostenible.