fbpx

Las imágenes de este Bull Dog nos rompen el corazón, ya está harto de la cuarentena

«Él ama a los niños y luego a otros perros y luego a los adultos. En ese orden». Ya no puede jugar con ellos en el parque 😭

Big Poppa se ha ganado su nombre al ser un Bull Dog inglés de tres años gordito y con aires de grandeza. Con una personalidad bien marcada y siendo el consentido de su casa y de su mamá humana, Rashida Ellis, una diseñadora de vestuario para producciones audiovisuales, era de esperarse que alguno de sus comportamientos hicieran historia por medio de las redes sociales que maneja a la perfección desde que es un cachorro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Big Poppa aka BiggieSmalls (@popthebulldog) el

La vida que conocía cambió.

En un día normal, Poppa pasaba sus ratos en el sofá o en el balcón de su apartamento en un sexto piso en Atlanta, Georgia, esperando la hora de jugar y salir a la calle con Rashida, su mamá, quien gastaba gran cantidad de su tiempo en sets de producción como diseñadora para películas y series de televisión. Con la inesperada llegada de la pandemia, el trabajo de la mujer se detuvo súbitamente y ahora se ve obligada a pasar sus días confeccionando ropa para vender a través de Internet.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Big Poppa aka BiggieSmalls (@popthebulldog) el

Aunque el cambio ha permitido que puedan pasar más tiempo juntos, Big Poppa ha empezado a resentir el tener tiempo de sobra en el encierro. Antes, tenía la posibilidad de jugar con sus amigos perrunos y con unos cuantos niños, sin embargo, ahora sus paseos se restringen a la cantidad de tiempo necesaria sin ser liberado de la opresión de la siniestra correa.

Ya no es el mismo.

Poppa sabe que algo no anda bien, Rashida ya no lo lleva a las grabaciones donde era el centro de atención, ya no juega con los niños de su edificio y las únicas actividades que ocupan su tiempo son comer, dormir y mirar por el balcón esperanzado en poder volver a jugar en el pasto o montar en patineta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Big Poppa aka BiggieSmalls (@popthebulldog) el

Lo triste es que tenemos que distanciarnos incluso de él. Cuando está adentro, simplemente sale al patio buscando gente. Está durmiendo más y es un poco lento. Puedo decir que no está tan feliz y emocionado como suele estarlo. Probablemente esté cansado de que yo solo juegue con él. –Dijo Rashida a BuzzFeed.

En medio de la difícil y confusa situación que vive este hermoso y tierno peludito y las semanas que cada vez se hacen más eternas, la publicación que lo hizo viral este miércoles cuando su mamá lo encontró sentado con un aire de melancolía, tiene a miles de espectadores conmovidos con el gesto de tristeza que ejemplifica mucho de lo que nosotros estamos viviendo sin poder salir de casa. Su gesto se debía a que Pop, como cariñosamente es llamado, estaba viendo como algunos de sus amigos jugaban, trataba de llamar su atención lanzando pequeños ladridos en vano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Big Poppa aka BiggieSmalls (@popthebulldog) el

Big Poppa ha estado tan triste hoy, creo que extraña jugar con los niños en el edificio. Simplemente los mira desde el patio. –Cito Rashida en su publicación.

A pesar de que este grandulón ha estado demasiado triste, esperamos que algún día pueda entender que todo este momento pasará y que todo es por su propio bien. Sin embargo, no podemos dejar de admitir que su ternura nos alegró nuestros corazones en medio de tanta incertidumbre.

Fuentes: Pop The Bulldog, BuzzFeed News.