fbpx

Le escribió un obituario a su perrito para despedirlo después de su lucha contra el cáncer

No lograste ganar esta batalla, pero te recordaremos para siempre como el perrito valiente, jugueton y amoroso que fuiste Q.E.P.D.

Charlie, el peludito golden retriever, hijo de Sallie y David Hammett, una joven pareja recién casada, murió el 13 de septiembre a la edad de siete años por causa de un linfoma incurable que lo mantuvo luchando durante cinco meses seguidos para compartir más momentos al lado de sus amados seres queridos.

Aunque ya no los acompañará más en el camino, Sallie quiso rendirle homenaje de una forma muy especial: recordándolo mediante hermosas palabras y compartiendo con todos, sus gustos y las cosas que siempre lo caracterizaron.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sallie Gregory Hammett (@salliegregoryhammett) el

Veía el bien en todos y odiaba las escaleras.

El hermoso peludito llegó a la vida de su mamá Sallie cuando solo era un bebé de ocho semanas y se convirtió en su cómplice para todas las aventuras que pudieron vivir juntos durante los siete años posteriores, incluyendo la llegada de David, el nuevo esposo de Sallie, a sus vidas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sallie Gregory Hammett (@salliegregoryhammett) el

Desde que el hombre llegó a sus vidas hace tres años, Charlie lo recibió con mucho amor viendo todo lo bueno que tenía por ofrecerle a su mamá, lo cual, era una de sus mayores cualidades, pue siempre veía lo buena de cada persona que conocía.

La vida para los tres siempre fue muy divertida: el perrito amaba la mantequilla de maní, los juegos en la playa, las medias y la recolección de palitos en los parques y, según la propia Sallie, lo único que no toleraba era las escaleras.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sallie Gregory Hammett (@salliegregoryhammett) el

A pesar de esa gran alegría que lo caracterizaba, Charlie empezó a tener problemas de salud en abril cuando su mamá lo llevó al médico veterinario y, para sorpresa de todos, le fue descubierto un linfoma incurable que le dio solo tres meses de esperanza de vida y lo dejó con tratamiento de cuidados paliativos.

Honrar su vida de esta manera es el mejor de los recuerdos.

Aunque la noticia tomó por sorpresa a la pareja, en especial a Sallie para quien Charlie era su alma gemela, tanto ellos como sus amigos y familiares cercanos se decidieron por darle los mejores meses al lado de todo lo que más amaba y así fue. Lejos de sentirse enfermo o desahuciado, el hermoso peludito vivió sus días al máximo, cerca a la playa y a esos hoyos profundos que tanto amaba y que él mismo hacía para vivir por completo la experiencia en la arena.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sallie Gregory Hammett (@salliegregoryhammett) el

Inicialmente, aunque a Charlie solo le habían dado un máximo de 12 semanas como esperanza de vida, llegó hasta septiembre como un hermoso perrito feliz hasta que, un tranquilo domingo partió hacia un mejor lugar, dejando a David y Sallie destrozados.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sallie Gregory Hammett (@salliegregoryhammett) el

Aunque los primeros días no fueron nada fáciles para ningunos de los dos y las lágrimas estuvieron presentes en el rostro de Sallie en más de una ocasión, unas semanas después, la mujer quiso hacerle un homenaje especial a ese amigo que vivió para hacerla feliz. Con David, averiguaron si podían incluir a Charlie en la sección de obituarios del periódico local en Carolina del sur, sin embargo, la iniciativa era demasiado costosa.

En ese momento, Sallie sacó a relucir sus dotes como diseñadora gráfica para crear su propia sección de obituario en redes sociales a la que tituló Recordando a CharlieComo si fueran las columnas de un periódico real, la mujer creó un precioso texto que, lejos de ser lúgubre y muy triste, traía a colación todas las cosas buenas y divertidas que hacían que Charlie fuera único y especial.

Le escribí a mi perro un obituario porque por supuesto que lo hice. Él era el mejor chico.

Gracias a varias organizaciones animalistas, el obituario de Sallie se hizo viral mostrando su increíble historia con el buen y amoroso Charlie y, aunque nunca podrá ser reemplazado, el dolor que dejó su partida está haciendo que los Hammett se planteen la idea de adoptar a otro perrito que continúe con ese legado de amor que dejó este hermoso peludito.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sallie Gregory Hammett (@salliegregoryhammett) el

Te recordamos Charlie, qué hermoso ser fuiste.

Fuentes: Sallie Hammett, CNN.