fbpx

Nace bebé de guacamayo azul en cautiverio y salva a su especie de la extinción

Hay esperanza para el guacamayo azul, especie que inspiró la película Río de 20th Century Fox.

El 19 de febrero de 2019, Paraguay dio al mundo la maravillosa noticia de que había nacido un pichón perteneciente a una especie en peligro de extinción. Se trata del guacamayo azul, también llamado guacamayo spix. Fue muy conocido, como «Blu» y «Joya», los personajes que le dieron vida a la famosa película Río.

El pichón nació en un taller de aves dirigido por la ONG que recibe el nombre de Asociación de Ornitófilos y Afines (ASORA), en la ciudad de Luque. El recién nacido se llama Jacinto y representa la esperanza de supervivencia para esta exótica especie.

Pixabay

Los guacamayos azules se desplazan dentro de las selvas del norte de Paraguay, Brasil y Bolivia. Es una especie que entró en peligro de extinción, debido a su alto valor en el mercado, en consecuencia de su frecuente comercialización ilegal.

Pixabay

El líder del proyecto Gustavo Espíndola, expresó que actualmente se encuentran, aproximadamente, 300 ejemplares considerados como mascotas y que la mayoría de las familias compradoras de estas aves, tienen preferencia por tener o dos machos o dos hembras, pero no una pareja, lo que detiene por completo la reproducción de la especie.

Pixabay

Gustavo también manifestó que el nacimiento de Jacinto abarca grandes propósitos para la ONG, pues al ver que es posible recuperar especies y que además es urgente hacer más y a un ritmo más acelerado, están contemplando la posibilidad de construir cinco hábitats para resguardar y evitar el fin de especies amenazadas, como lo son los papagayos rojos, azules y amarillos, los tucanes y algunos loros.

La mejor de las noticias que dio Espíndola, es que hay dos parejas más de guacamayos próximos a tener su primer pichón. Esto significa que ya es posible crear un banco de genética, que permita criar estas aves y así poblar los ecosistemas de esta especie en un periodo de tiempo de cinco a diez años.

Pixabay

Fuente: ElComercio, N+1