fbpx

Ni siquiera abandonó su gato en el refugio personalmente, lo mandó en una caja por correo

Es la clara muestra de que para esta persona el gatito era sólo un objeto.

En Taiwán un gatito adulto llegó a un refugio a través de una empresa de envíos de paquetes, el pequeño fue metido en una caja la cual fue sellada y dejada sin ningún tipo de ventilación, al animalito lo querían abandonar y para la persona que lo iba a hacer era muy difícil y requería de mucho esfuerzo el hecho de que él mismo se dirigiera al refugio, hablará con las personas encargadas y pidiera que recibieran el gato que él ya no quería cuidar, así quizás, le hubiera garantizado una segunda oportunidad.

No obstante, el hombre optó por opciones más cómodas y menos vergonzosas para él, por lo que decidió enviar a su gatito, al que le había dado amor y compañía durante tantos años, en una caja de cartón a través de una empresa que hace envíos de paquetes que contienen objetos dentro de ellas, no seres vivos.

Nueva Oficina de Inspección de Salud y Protección Animal de la Ciudad de Taipei

Afortunadamente el gatito llegó sano y salvó al refugio ubicado en el distrito de Banciao, pero eso no quita el hecho tan inhumano y vergonzoso por parte de la persona que decidió hacer esto, pues además de abandonar a un chiquito que era su responsabilidad, lo dejo como si se tratará de un objeto desechable y sin ningún tipo de valor.

Para el refugio fue sorprendente pero sobretodo muy doloroso recibir un paquete, abrirlo y darse cuenta que se trataba de un peludito miedoso el que se encontraba allí, uno que evidentemente portaba en su almita tristeza y en su cuerpito deshidratación por la sofocación del encierro, realmente era un milagro que llegará vivo y que no hubiera fallecido en el intento de abandono.

La protectora de animales después de limpiarse las lágrimas por ver tanto abandono e injusticia hacia estos seres vivos inocentes y puros, le dio la bienvenida al gatito, lo hidrataron, le dieron comidita y sobretodo lo consintieron mucho, pues querían que  el dejará el miedo y la tristeza atrás y se sintiera nuevamente como un ser vivo valioso y amado.

El responsable de abandono fue hallado y castigado por sus acciones.

Después de que los rescatistas identificaron que el gatito estaba más tranquilo, se dispusieron a llevar a cabo otra importante misión, pues se acercarían a las autoridades del distrito para poner una denuncia de maltrato y solicitar que se hiciera lo posible por identificar a la persona que había cometido tan inhumana acción.

Afortunadamente el área de protección animal de las autoridades, hicieron un trabajo eficiente y comprometido, pues en unas pocas horas dieron con el hombre de 33 años que había enviado a su gatito a través de una empresa de mensajería.

Luego de que el hombre se llenará de excusas como la típica de que no podía cuidarlo más, las autoridades lo multaron por infringir la Ley de Protección Animal de Taiwán y por quebrantar el Estatuto para la Prevención y Control de Enfermedades Infecciosas de los Animales, ya que el gato no había sido vacunado ni siquiera contra la rabia.

En cuanto al gatito, ya se encuentra más aliviado de sus penitas morales y según el médico veterinario del refugio, se encuentra en buen estado de salud, ahora la idea es esterilizarlo, vacunarlo y ponerlo gordito y lindo para que encuentre un nuevo hogar, uno que realmente lo quiera y lo respete.

Con información de: The Animal Rescue Site.