fbpx

No está extinto, reportan primer avistamiento del leopardo nublado en 30 años

La última vez que un ser humano vio un leopardo nublado fue en 1985 y hace 8 años fue declarado oficialmente extinto.

Hace muchos años, en 1862, un británico de nombre Robert Swinhoe, quiso introducir a la especie leopardo nublado en el mundo oriental de Asia. Esta especie es originaria de Asia y nunca se ha visto en la zona oriental, sin embargo, el hombre insistía en que había visto al animal en la zona y que ahora este pertenecía a Estados como Taiwán en China, a partir de ese momento empezaron a surgir un sin fin de teorías que aseguraban haber visto al animal. Sin embargo, los avistamientos nunca fueron confirmados ni comprobados, incluso en los países del occidente de Asia. 

Pixabay

Hace aproximadamente 8 años la especie fue declarada extinta por falta de avistamientos, pues aunque los taiwaneses continuaron afirmando que lo veían, hasta el año 1985, no pudieron documentar ninguno.

Sin embargo, recientemente en Asia se descubrieron dos linajes de esta especie, por un lado está el Neofelis nebulosa y por otro el Neofelis diardi, los cuales se han visto pocas veces en la naturaleza y únicamente en países que no pertenecen al oriente. Incluso en su continente de origen, por lo que se deduce que existen pocos ejemplares, lo que concluye al mismo tiempo que la especie no está extinta pero si en peligro de extinción.

¿Cuáles son las nuevas teorías que apuntan a haber visto al leopardo nublado en la zona occidental?

Los nuevos supuestos avistamientos dieron lugar en el municipio de Daren, del departamento de Taitung.

El primero fue declarado por un guardabosques de la zona que afirmaba haber visto al leopardo trepar a un árbol para después saltar a un acantilado con el fin de cazar una cebra.

El segundo avistamiento fue descubierto por otro guardabosques que asegura haber visto otro de estos leopardos correr detrás de una moto.

Aunque aún no son registrados los avistamientos, la sociedad oriental asegura que vienen de fuentes confiables, por lo que ya se han creado movimientos entre los ciudadanos para acechar a la especie con más insistencia que los años pasados, así mismo esforzarse en documentar en lo posible dichos avistamientos.

Pixabay

También se han creado iniciativas para no sólo proteger al leopardo sino al ecosistema en si.

A partir de la nueva esperanza que ha surgido para los orientales de poder conocer a los leopardos nublados, se han determinado decisiones a favor de la especie pero también de sus zonas naturales.

Con las nuevas iniciativas buscan que el leopardo se sienta a gusto en el oriente, se quede allí y comience su reproducción, también para que su población pueda ser más visible para todos y salga de la lista roja de animales en peligro de extinción.

Kao Cheng-chi, líder de la tribu Paiwan y presidente de la Asociación de Desarrollo de Universidades Comunitarias de Austronesia, se pronunció para prohibir que los extranjeros cacen en la zona.

Por otro lado los ancianos de Alangyi le exigen a la Oficina Forestal del distrito de Taitung que se prohíba la tala de árboles y otras actividades de destrucción para su flora y su fauna.

Pixabay

Fuente: ABC.